Froome y el anhelo del doblete


Quién le iba a decir al belga Gustaaf Deloor, primer ganador de la Vuelta allá por 1935, que la carrera española dejaría de ser un simple entremés tras Giro y Tour para convertirse en el postre por antonomasia de la temporada ciclista. La efeméride del 80 aniversario no podía llegar en mejor momento para la prueba, que ostentará en 2015 uno de los mejores carteles de su historia e incluso afrontará la posibilidad de que Chris Froome se sume al exclusivo grupo del doblete en una misma temporada y que no conoce nuevos miembros desde Alberto Contador en 2008, precisamente el campeón del Giro 2015 que fracasó en idéntico intento en el Tour y no defenderá su triunfo en la Vuelta de 2014.

Tour_de_Romandie_2013_2013_-_Stage_5_-_Christopher_Froome

Fausto Coppi, Jacques Anquetil, Bernard Hinault, Eddy Merckx, Giovanni Battaglin, Miguel Indurain, Marco Pantani y Contador. Ocho nombres para la Historia. Sólo ocho nombres a los que Froome sueña con emular, aunque si bien se consiguió en cuatro ocasiones en la década de los 70, tres más en los 80 y otras tres ya en los 90, desde que comenzó el nuevo siglo únicamente lo ha conseguido el pinteño. Aspiración compleja de por sí y que complicará aún más la amplia nómina de favoritos en la salida de Marbella, donde concurrirán el resto de integrantes del podio del último Tour (Nairo Quintana y Alejandro Valverde) y dos de los tres componentes del cajón en el último Giro de Italia (Fabio Aru y Mikel Landa).

1949 – Fausto Coppi – Giro y Tour
1952 – Fausto Coppi – Giro y Tour
1963 – Jacques Anquetil – Tour y Vuelta
1964 – Jacques Anquetil – Giro y Tour
1970 – Eddy Merckx – Tour y Giro
1972 – Eddy Merckx – Tour y Giro
1973 – Eddy Merckx – Giro y Vuelta
1978 – Bernard Hinault – Tour y Vuelta
1981 – Giovanni Battaglin – Giro y Vuelta
1982 – Bernard Hinault – Tour y Giro
1985 – Bernard Hinault – Tour y Giro
1992 – Miguel Induráin – Tour y Giro
1993 – Miguel Indurain – Tour y Giro
1998 – Marco Pantani – Tour y Giro
2008 – Alberto Contador – Giro y Vuelta

Los cinco magníficos

 
La participación de la plana mayor de la élite del ciclismo mundial, excepción hecha de Contador, es especialmente significativa. A Froome, Quintana y Valverde se unen todo un excampeón de las tres grandes carreras como Vincenzo Nibali y un asiduo de sus podios, Joaquim ‘Purito’ Rodríguez. Entre todos suman 13 victorias de etapa y 10 triunfos en clasificaciones generales durante la presente temporada. Vienen de disputarse el maillot amarillo en Francia con el consiguiente castigo para sus piernas, pero el favoritismo no se lo quita nadie.

Dos equipos pueden ser propensos a la guerra de guerrillas durante la carrera: Movistar y Astana. La situación parece más llevadera en la escuadra española, donde Nairo Quintana y Alejandro Valverde ya demostraron formar un buen tándem durante el pasado Tour. El colombiano quema su último cartucho para no acabar la temporada sin una grande en el zurrón, mientras que el ciclista murciano busca poner el broche ideal a una temporada ya de por sí excelsa y aún con el Mundial de Richmond en el horizonte. La duda de quién será el jefe de filas no parece importar tanto en este caso.

La verdadera pelea de gallos se presenta entre Nibali, Aru y Landa, todos con galones de líder en el Astana. El equipo dirigido por Alexandre Vinokourov ya adoleció de importantes problemas a este respecto durante el Giro de Italia y la entrada de Nibali en el ‘9’ para La Vuelta podría agravarlos aún más. Aru parece el corredor más fresco de los tres, ya que Nibali fue repescado casi a última hora de sus vacaciones y Landa no llega a la Costa del Sol en su mejor condición física. La brecha entre la jefatura de filas y la servidumbre se presenta realmente ajustada en la formación. Puede que en ella no se viviesen tiempos tan convulsos desde la extraña pareja que formaron Contador y Lance Armstrong durante el Tour 2009.

Además, esta edición de La Vuelta también presenta otros nombres propios a tener en cuenta. Quizá no posean tal grado de favoritismo como los anteriores, pero darán que hablar y mucho hasta mediados de septiembre. Tejay Van Garderen (BMC) es uno de esos grandes tapados tras haber destacado en la alta montaña del Tour, con Rafal Majka (Tinkoff-Saxo) pisándole los talones ante la gran oportunidad para demostrar su valía como líder. Tras ellos, los Samuel Sánchez, Peter Sagan, Joe Dombrowski, Frank Schleck, Dani Moreno o Rubén Plaza, entre otros.

La montaña más exigente

 
Si el plantel de corredores de esta Vuelta ya asusta, aún lo hace más el recorrido que les espera. De los 3.357 kilómetros que se recorrerán en esta edición, destaca el hecho de que los nueve finales en alto que presenta el recorrido sean inéditos. Dos etapas se llevan la palma entre las 13 que conformarán la montaña: la undécima (Andorra La Vella-Cortals d’Encamp) y la decimosexta (Luarca-Ermita de Alba).

La etapa reina andorrana se va a convertir en una de las más duras de la historia de La Vuelta debido a los 4.600 metros de desnivel que habrá que soportar y la media de metros a ascender por kilómetro: 33,33. El recorrido, calificado de “histórico” por ‘Purito’ Rodríguez, uno de sus diseñadores, promete marcar un antes y un después en la carrera. Los grandes escaladores del pelotón pueden ponerse las botas el 2 de septiembre, aunque tendrán otra buena oportunidad para probarse cinco días más tarde al norte de la Península.

La ascensión a la Ermita de Alba también promete emociones fuertes en forma de triunfos épicos o de pájaras descomunales. El desnivel será idéntico al del día de Andorra, así que sus 138 kilómetros pueden resultar matadores teniendo en cuenta que las dos jornadas previas (Vitoria-Alto Campoo y Comillas-Sotres) también presentarán llegada en alto. Por si esto fuera poco, al día siguiente tocará afrontar otro hipotético momento clave: la única contrarreloj individual de la cita.

La albergará Burgos y constará de cerca de 40 kilómetros, que bien podrían atragantárseles a algunos de los favoritos menos efectivos sobre la ‘cabra’ y beneficiar a corredores como Chris Froome. Todavía podría haber lugar para las sorpresas camino de Madrid por gracia de una de las subidas más desconocidas del libro de ruta de Unipublic, La Quesera: 27 kilómetros de ascenso con desniveles cercanos al 20%. Todo un desafío para los valientes que aún queden en pie entre la terna de favoritos.

Por si fuera poco, La Vuelta de este año ya ha causado una pequeña conmoción antes incluso de arrancar. La pelea por la clasificación general empezará, insólitamente, en la segunda etapa. Todo se debe al descontento de los ciclistas con parte del recorrido de la contrarreloj por equipos inaugural entre Puerto Banús y Marbella, cuyos tiempos no se tendrán en cuenta a nivel individual. Los casi 4 kilómetros de arena prensada por los que tendrán que transitar los corredores han llevado a dar el auténtico pistoletazo de salida a la madre de todas las Vueltas un día más tarde. A pesar de todo, la expectación por saber quién se paseará por La Castellana con el jersey rojo permanecerá intacta.

Este artículo fue publicado originalmente en EL ESPAÑOL

Anuncios

Lucas Mondelo: “Tenemos medallas para rato siempre y cuando las jugadoras y las selecciones no olviden ser un equipo y una familia”


El entrenador catalán (Barcelona, 1967) revela en una informal conversación con MARCA Plus los entresijos de su trayectoria, en la que sobresale la exitosa gestión al frente de la selección femenina de baloncesto. Con “el yo al servicio del nosotros” por bandera, Mondelo aboga por aunar maestría en lo deportivo y en lo humano desde la banda.

Después de estos tres años llenos de éxitos con la selección absoluta femenina, ¿cuál es su balance?

La gente mantiene la misma ambición y ganas del primer día, sobre todo en cuanto a los conceptos de respeto a todos los rivales y egos al servicio del grupo. Tenemos la suerte de tener un núcleo duro todavía joven. Son grandes jugadoras y mejores personas. Por abajo, tenemos gente que va subiendo con calidad y alguna jugadora que estos años no ha podido entrar porque el nivel es muy alto, pero que lo puede hacer en cualquier momento. Aparte del oro europeo y de la plata mundial, hemos sido bronce en el EuroBasket, clasificándonos para el Preolímpico y perdiendo sólo un partido faltándonos la mejor jugadora del equipo: Sancho Lyttle. Además, varias chicas dieron un paso adelante y Astou Ndour, como debutante con 21 años, estuvo muy bien.

Aún están saboreando ese bronce continental, que no hubiese sido nada descabellado ver convertido en plata u oro. ¿Cómo ha visto a las suyas en el EuroBasket?

Han estado magníficas, de diez porque no les puedo poner un once. Han aguantado mucha presión externa con respecto a que había que conseguir algo, aunque siempre hemos sido un equipo modesto. Necesitamos trabajar mucho para poder ganar y las chicas han sido capaces de sobreponerse a todo eso, adaptarse y reinventarse. Todo el mundo ha puesto de su parte para amoldarse al juego de Astou, estando acostumbradas a Sancho. Se ha conseguido jugar un muy buen baloncesto. De hecho, diría que el mejor del torneo junto al de Serbia, a la que ganamos en el mejor partido del campeonato según la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto). Hemos mantenido el nivel de resultados y de juego.

Aunque Astou Ndour ha tenido el bautismo de fuego soñado, ¿considera que la historia del torneo habría sido distinta con Sancho Lyttle en sus filas?

A ciencia cierta, nunca se sabe. Le devuelvo la pregunta: ¿cree que España o Chicago Bulls estarían igual sin tener a Pau Gasol o a Michael Jordan?

Hombre, se notaría.

Pues eso, se notó. Y hablamos de un equipo que ha ganado nueve partidos y que perdió sólo uno por cuatro puntos y en el último minuto (semifinal contra Francia).

Invictas en Francia 2013 y sumando únicamente dos derrotas entre el Mundial y el reciente Europeo. ¿Qué es lo que cree que hace tan irreductibles a sus chicas?

Mentalidad de trabajo, creer que el ataque empieza en una buena defensa y respeto mutuo por el trabajo individual de cada uno, desde el fisio hasta la mejor jugadora del equipo. Hay un sentimiento de familia. No somos una selección; somos un equipo.

La química que tienen usted y el resto de su cuerpo técnico con las jugadoras es admirable. ¿Cómo lo hacen?

A las jugadoras hay que escucharlas, y eso hace que ellas también te escuchen. Respetan el trabajo que hacemos cada día porque ven que es un trabajo que a ellas, que son las artistas, les ayuda a expresarse.

19242480321_eb366f5d30_o

Visto el potencial de las mujeres que vienen (Astou, Leticia Romero, Queralt Casas, Ángela Salvadores), ¿tenemos medallas para rato?

Sí, siempre y cuando las jugadoras y las selecciones no olviden ser un equipo y una familia, poner el yo al servicio del nosotros.

Se habla mucho del Preolímpico del año que viene, pero también hay un Preeuropeo en el horizonte. ¿Cómo se presentan ambos retos?

El Preeuropeo es en noviembre y en febrero. Yo estaré entrenando en China entonces, así que ya veremos cómo se arregla este tema. En los dos casos se juega para clasificarse, nada más. En el caso del Preeuropeo, se clasifica el primero de cada grupo y los seis mejores segundos. En el del Preolímpico, los dos primeros de cada grupo (son cuatro, con tres equipos cada uno) se cruzan entre sí y los ganadores de esos cruces ya están en los Juegos. Los cuatro perdedores juegan una semifinal y una final por clasificarse. Si no hay lesiones ni nada raro, deberíamos clasificarnos. Tenemos el máximo respeto por ambas fases de clasificación. En el Preeuropeo, ganar fuera de casa no es nada fácil.

¿Cree que el éxodo de jugadoras que sufrimos en España puede empezar a reducirse a partir de gestos como el regreso de Astou Ndour?

Creo que no. La crisis ha hecho mucho daño a la dinámica del baloncesto español económicamente hablando y esto lleva un proceso de recuperación lento. Astou ha podido regresar (Perfumerías Avenida), pero hay nueve jugadoras más fuera de casa. Se tardará en recuperar a esas jugadoras.

Con el gran nivel mostrado por nuestras deportistas en el baloncesto y en otras tantas disciplinas, ¿no cree que en España se debería apostar mucho más por el deporte femenino?

Se apostó a partir del Plan ADO (1988). El baloncesto es el deporte femenino más profesional y con mayor número de fichas y clubes a nivel español y europeo. Las mujeres se empezaron a profesionalizar, a dedicarse plenamente al deporte, y ahí están los resultados actuales a nivel individual y colectivo. No es una casualidad que todas exploten a la vez. Para que eso se mantenga en el tiempo, tendrá que seguir habiendo ayudas e inversiones por parte de patrocinadores. Lo que pasa es que yo no sé si eso va a pasar.

Además de los manidos argumentos económicos, ¿cree que puede haber alguna razón más para explicar la no correspondencia entre los éxitos deportivos y una inversión a la altura de las circunstancias?

Una vez, me preguntaron si el problema del deporte femenino era el machismo. Respondí que en estos tiempos, ya no. Creo que el fútbol es el problema del deporte a todos los niveles. Se lo come todo y es un deporte sobrevalorado. Al fútbol se le permiten muchas cosas que no se permiten en otros ámbitos de la vida.

UNA TRAYECTORIA MARCADA POR EL ÉXITO

 
¿Tuvo vocación de entrenador desde muy pronto o le costó encontrarla?

Me puse a llevar equipos de niños pequeños (diez años) a la vez que jugaba y también hacía de delegado del equipo infantil del colegio. Tenía todos los fines de semana ocupados. Fue cuando tenía diecisiete años.

¿Qué fue lo que le llevó a tomar la decisión de volcar su vida en el baloncesto?

No fue algo premeditado ni planificado en el tiempo. El baloncesto era mi pasión, mi forma de entender la vida, y de repente me llegó una oportunidad profesional precisamente a la vez que surgía otra oportunidad laboral en otro ámbito. Tuve que decidir entre las dos. Me la jugué y de momento ha salido bien.

Se curtió como técnico en la cantera de L’Hospitalet. ¿Cuáles fueron las principales enseñanzas que se llevó de allí?

Fue donde estuve más años tanto en masculino como en femenino, además de haber jugado allí. Descubrí la pureza del baloncesto, el baloncesto más sencillo, de equipo y compromiso, de jugar rápido y agresivo. Filosóficamente, el yo al servicio del nosotros.

Luego llegó su salto a Liga Femenina 2 con Viladecans y Jovent. Unos comienzos duros que luego se saldarían con tres participaciones consecutivas para la fase de ascenso.

En Viladecans estuvimos a punto de ascender con un equipo que sólo entrenaba tres días a la semana, sin ninguna jugadora profesional. Hicimos varias participaciones en playoffs tanto con ellas como con Nacex Jovent, cuyo equipo estaba en Mallorca.

Volvió a casa con el Olesa y comenzó a hacer historia: ascenso a Liga Femenina, presencia continuada entre los ocho mejores de la competición, semifinales de la Copa de la Reina. ¿Cómo calificaría su primera experiencia en la élite?

Fue algo inesperado. Acertamos con el fichaje de Le’Coe Willingham, que fue MVP de la liga, y eso hizo que, por primera vez, un equipo recién ascendido jugase la Copa de la Reina. Jugamos Playoffs para ir a Europa y el segundo año llegamos a semifinales de Copa (por aquel entonces, la jugaban ocho equipos). Estuvimos a punto de ganar al Ros Casares en esas semifinales. También nos clasificamos para la competición europea tras ganar en el playoff a Hondarribia, aunque luego no hubo dinero para jugarla. Fueron años muy buenos, tanto a nivel deportivo como de vida, e hicimos muy buenos resultados con un equipo modesto.

18995815958_6ef454db88_o

Perfumerías Avenida llamó a su puerta y usted no les defraudó. Siete títulos en dos años, con una temporada 2010-11 para enmarcar y coronada con la Euroliga femenina. Todo empezó a gestarse después de caer en semifinales de Copa. ¿Cuál es la clave para explicar la espectacular racha de 38 triunfos que vino después?

Habíamos hecho una liga impoluta. Íbamos líderes con una derrota, la única de toda la liga. Ese año le hicimos un 6-0 al Ros, algo que nadie ha repetido. Les ganamos dos trofeos en su campo (Supercopa de España y Liga). Perdimos en semifinales de Copa en la prórroga, con un tiro para evitarla que no entró. Rivas jugó un partidazo y luego fue el campeón. Después, fuimos a Estambul y ganamos muy bien al Galatasaray. A partir de entonces (enero de 2011), no perdimos ni un sólo partido más hasta noviembre. Ganamos la Liga, la Euroliga, la Supercopa de España y la de Europa (estos dos últimos títulos ya en la temporada siguiente). Conseguimos todo lo posible a nivel de club. Eso hay que vivirlo, no se puede explicar.

La victoria en la Copa de la Reina 2012 ante Ros Casares fue otro momento histórico, consiguiendo así el último título que faltaba para el pleno. ¿Cómo recuerda aquella final?

Cuando me preguntan qué partidos de mi trayectoria recuerdo con más cariño, siempre digo el oro con la selección absoluta ganando a Francia en Francia (EuroBasket 2013), evidentemente la Euroliga de 2011 y éste. Íbamos como víctimas contra el Ros, que había formado la mejor plantilla de la historia del baloncesto europeo a ojos de todos: Sancho Lyttle, Yacoubou, Jackson, Laia Palau…Hicimos un gran partido en defensa y ganamos en lo que se llamó “El Argandazo”. Fue una sorpresa total, las casas de apuestas se tiraron de los pelos. Completamos todos los títulos posibles que se podían ganar. Vencimos con autoridad.

Entre medias, los éxitos en categorías inferiores con la selección: plata con la U19 en el Mundial de Tailandia (2009), otra con la U20 en el Europeo de Letonia (2010) y oro continental también con la U20 en Serbia (2011). Con tan sólo dos derrotas en este periplo, ¿qué se llevó de los tres torneos?

En Tailandia conseguimos ganar a Estados Unidos por primera vez en competición oficial. En esa etapa perdimos dos finales: contra las americanas en el Mundial y contra Rusia, por un punto, en Letonia. Cristina Ouviña tuvo el último tiro y no entró. Al año siguiente, ganamos a las rusas en Serbia. Crecí personalmente y, además, coincidí con varias jugadoras que ahora están en la absoluta.

Tras coronarse en Salamanca, el Shanxi Rui Flame chino le llamó para dirigir su proyecto, con el que ha conquistado ya tres anillos consecutivos. ¿Cree que las ligas europeas e incluso la WNBA empiezan a tener un serio competidor en la WCBA?

A nivel de marketing, de seguimiento de público y de baloncesto (muy directo), la liga china es una cara B de la WNBA. Lo imitan todo a nivel de parafernalia y de ‘show’ antes de los partidos. Hay varias ‘tops’ mundiales, aunque ahora sólo dejan una americana por equipo. China quedó sexta del mundo en 2014 e incluso con la selección B ha sido campeona en los Juegos Asiáticos. Ahora mismo, su potencial de jugadoras es muy alto, con mucha calidad y físico. Si a eso le añades algunos entrenadores extranjeros que hay allí, la americana ‘top’, como puede ser Maya Moore, y otras jugadoras potentes, es una liga fuerte. Aun así, no es competidora de la WNBA y tampoco de la Euroliga porque son diferentes. Con el dinero que tienen los equipos chinos, si dejaran dos extranjeras y alguna asiática por plantilla, China sería una competidora brutal.

¿Qué tal es la experiencia de entrenar y vivir en China?

Bonita y dura a la vez. Tienen una forma de pensar muy diferente a nosotros. Se entrena mucho y muchas horas, se viaja bastante (se juegan tres partidos a la semana) y le dan más importancia a la cantidad de trabajo que a la calidad. Cada día hay una sorpresa, buena o mala, a nivel de vida o a nivel deportivo. Los directivos de allí lo viven mucho. Están todo el día en los entrenamientos. Miran, opinan, echan broncas a las jugadoras o les dan regalos. Siempre pasa algo.

Por trayectoria y palmarés, ¿se ve entrenando en la WNBA algún día?

No sé. Sería el primero, pero tendría que mejorar mucho mi inglés (risas). No lo contemplo ahora mismo, pero nunca se sabe. Si hace diez años me preguntan si iba a entrenar a la selección española o en China, hubiera dicho que no. Igual dentro de cinco años pasa, pero ahora mismo no me veo.

TIROS LIBRES

 
Jugadora de todas a las que ha entrenado a la que más veces confiaría la última bola en un partido de final igualado

Maya Moore.

Entrenador de cabecera

Josep Ibáñez. Entre paréntesis, Obradovic.

¿Chachismo o xarguismo?

Los dos (Sergio Rodríguez y Marta Xargay) deberían jugar juntos.

¿Ataque o defensa?

Uno es consecuencia de lo otro.

Selección femenina a la que admira en secreto

No hay ningún secreto: Estados Unidos.

Equipo masculino al que le gustaría entrenar

Barça.

Mayor afición después del baloncesto

La pesca.

Profesión frustrada

Maquinista.

Mejor enseñanza aprendida de sus chicas

La generosidad y la entrega.

Lo que más repite a lo largo de un partido

“Al final, todo es mentira”.

18496012514_8b85d1a2c2_o

Esta entrevista fue publicada en el número 26 de la revista MARCA Plus

FOTOS: FEB

Jan Urban: “Estar en la lista de Cruyff para reforzar al Dream Team fue la leche”


Afable, sincero y directo, Jan Urban (Jaworzno, Polonia, 1962) conversa animadamente con MARCA Plus. El polaco repasa su trayectoria como futbolista y como entrenador, además de la actualidad del deporte rey, sin rehuir ninguna cuestión. Queda patente su amor por Pamplona y por un escudo, el de Osasuna, que siempre llevará en el corazón.

¿Cuándo le entra a Jan Urban el gusanillo por el fútbol?

De crío, como a la mayoría de los chavales. Estaba siempre con el balón debajo del brazo jugando en el colegio y en la calle, casi siempre con gente mayor que yo. Parece que lo hacía bien y siempre me decían: “Oye tú, pequeño, vente a jugar con nosotros”.

En Polonia llegó a ser no sólo futbolista, sino también mecánico y chófer entre otros oficios. ¿Cómo compaginaba el trabajo con el deporte?

Fue una etapa en la que yo jugaba en un equipo polaco de Segunda B. Entonces no había fútbol profesional en mi país y estábamos bajo la protección de alguna empresa minera, del ferrocarril, alguna fábrica, etc. De algún sitio teníamos que cobrar el sueldo y la Seguridad Social, pero el trabajo era un poco sobre el papel.

Aterrizó en Pamplona y se convirtió en el santo y seña de Osasuna de inmediato. ¿A qué diría que se debió esa adaptación tan rápida al equipo?

A la experiencia. Yo no era un chaval que venía a España sin saber de qué iba esto. A mis 27 años, había jugado en dos clubes de la Primera División polaca. En uno de ellos gané tres ligas en una época en la que la competición en Polonia era muy fuerte, con jugadores que habían participado en Mundiales y que habían ganado medallas olímpicas.

También había jugado el Mundial de México ‘86 con la selección polaca y partidos europeos. Si sabes jugar al fútbol, te defiendes en cualquier sitio, y eso que en Pamplona me llevé la importante sorpresa de que Pedro Mari Zabalza me puso de delantero cuando yo había jugado de medio izquierdo desde niño. Lo hice bastante bien.

image3

Es recordado como el hombre del hat-trick rojillo en el Bernabéu allá por 1990. ¿Qué le suscita aquél partido en concreto?

Fue algo fuera de serie. Para un club como Osasuna, estas cosas ocurren muy poquitas veces y al final se queda en la memoria tanto de los aficionados como del club y en la mía propia. Cuando estás jugando quizá no te das cuenta, pero sí con la perspectiva que te da el paso de los años. Que la gente recuerde que ha disfrutado con tu juego es muy bonito.

Con usted se rompieron barreras en el equipo.

Vivimos momentos muy buenos para el club. Jugamos en Europa y quedamos cuartos en Liga (algo que a Osasuna solo le ha ocurrido dos veces en su historia). Es importante dejar huella y lo conseguimos.

Acabó su etapa en Pamplona y llegó al Valladolid. ¿Le pareció raro que le pusieran de central cuando antes siempre jugaba de delantero?

Tuvimos bastantes lesiones, no había gente para cubrirlas y el entrenador apostó por un futbolista veterano como era yo. Lo hice tan bien que en vez de jugar un partido como central, jugué cuatro. Quedó como una anécdota.

Luego se marchó al Toledo y volvió a jugar arriba.

Al final de tu carrera, suele suceder que cada vez te colocan más arriba en el campo, ya que cuando jugué en la Segunda alemana me pusieron de medio. Con la experiencia que obtienes a lo largo de tu trayectoria, te adaptas más fácil a las diferentes posiciones y te arreglas sin ningún problema si la salud te lo permite.

¿Qué destacaría como lo mejor y lo peor de su carrera deportiva?

No me quejo, aunque quizá mi momento más complicado fue cuando me tocó renovar el contrato con Osasuna en la época en la que jugábamos competición europea. Tuve varias ofertas de clubes alemanes potentes, pero ni se me pasaba por la cabeza irme de España porque estaba muy contento aquí. No tenía representante y en aquel momento se habló bastante de que yo estaba en la lista de Cruyff para reforzar al Barça. Eso fue la leche, porque él era mi ídolo futbolístico. Si hubiera tenido agente, tal vez mi sueño de compartir equipo con él se habría cumplido, pero al final renové con Osasuna.

SENTIMIENTO ROJILLO

 
¿Cree que Tajonar sigue poseyendo el mimo por la cantera que usted siempre reivindicó para Osasuna?

Siempre he dicho que había demasiada gente de fuera en la cantera de Osasuna. El club ha demostrado a lo largo de su historia que trabaja muy bien con la gente de casa y ahí están los frutos: Javi Martínez, César Azpilicueta, Raúl García, Nacho Monreal. Son jugadores que están en los mejores clubes de Europa, hechos en Tajonar. Con paciencia, siempre saldrán jugadores. Poco a poco está apareciendo gente joven en el primer equipo. No es fácil porque hablamos de una Segunda División, con jugadores veteranos que saben jugar al fútbol, muy igualada y de mucho contacto. Para la gente joven, a veces es mejor debutar en Primera que en Segunda. Hay casos de gente joven en Osasuna como David García, Mikel Merino, Kenan Kodro. Hay que cuidar mucho este asunto, porque con dos-tres años de trabajo puedes tener jugadores muy interesantes.

¿Hasta qué punto considera que afecta la hinchada rojilla al juego del equipo?

Da gusto jugar en El Sadar, incluso cuando vas perdiendo. Tienes que hacer las cosas increíblemente mal para que la afición no esté contigo. El sentimiento verdadero es aguantar todo lo que aguanta la hinchada de Osasuna. En Pamplona, la gente tiene al equipo en las venas. El equipo está en Segunda y continúan el mismo número de socios o más que en Primera. Osasuna es algo muy importante no sólo para Pamplona, sino también para Navarra. Fue un acierto total ponerle de nombre “Reyno de Navarra” al estadio.

¿Con qué jugador de la actual plantilla de Osasuna diría que se identifica más usted?

Con Nino. Seguramente yo jugaba mucho mejor de cabeza, pero fui un jugador que sabía moverse dentro del área y pelearse con los defensas. Dominaba izquierda y derecha y tenía un buen tiro a puerta, como él.

image1(1)

TERRITORIO RESERVADO

 
¿Cómo es Jan Urban en las distancias cortas?

Soy bastante abierto y comunicativo. Tal vez a primera vista parezco un poco distante y cabreado, pero intento ir por la vida con el lema de “no te busques problemas porque llegan solos”.

¿Con qué modelo de juego se siente más cómodo?

Me gusta el fútbol creativo, de asociación y combinación. ¿A quién no le gusta el buen fútbol de creación?

¿Hay algún compañero de profesión que le sirva como referencia?

Vicente Del Bosque me parece un hombre al que todos admiran porque no saca demasiado el pecho cuando gana, explica las derrotas con razonamiento y sabe llevar muy bien un grupo humano.

Tuvo un exitoso paso por el Legia Varsovia de su país natal antes de regresar a España. ¿Qué tiene que aprender la Liga española de la polaca?

Quizá desde la final olímpica que jugó Polonia en el 92, nuestro fútbol empezó a bajar y hoy en día no se puede comparar con el español hablando de selecciones, fútbol base y Liga. Si hay alguien que puede y debe aprender, somos nosotros de vosotros.

También fue asistente de la selección nacional de Polonia. ¿Cree que verá levantar un título internacional a su país?

En estos próximos años, seguro que no, pero sí veo que la cosa está cambiando para mejor tanto en la liga como en la selección. Cada vez aparecen más equipos que lo están haciendo bien en las competiciones europeas, la selección está cuajando una buena clasificación para la Eurocopa de Francia, tenemos varios jugadores jóvenes talentosos y conocidos. Son buenas señales.

¿Qué le parece el nivel competitivo de la Segunda División española?

No hay tanta fluidez del juego y hay más contacto y menos calidad que en Primera. Por eso, los equipos intentan presionar porque recuperan más fácilmente el balón. Hay mucha igualdad, que se traduce en que la Liga Adelante es muy interesante para los clubes y el público. Puede pasar cualquier cosa. Esto se confirmó el año pasado: el Deportivo de La Coruña bajó y volvió a ascender, el Mallorca se quedó sin subir aun con el mayor presupuesto de la categoría y el Eibar apareció en Primera después de subir a Segunda con poco dinero. Con cualquiera puedes perder y ganar.

Como experto futbolístico, ¿es este Madrid mejor que el Barça de Guardiola?

No. Lo del Barcelona de Guardiola fue algo increíble, un fútbol diferente. El fútbol del Madrid es más vertical. Veíamos al Barcelona muy por encima de los demás y algunos partidos eran incluso un poco aburridos. Rozaba la perfección, pero el Madrid de ahora es también muy bueno y puede tener una época como aquella del Barça. Su fútbol también es muy vistoso y efectivo.

¿La pujanza de otros equipos como Atlético de Madrid, Valencia o Sevilla en la Liga es algo pasajero o puede prolongarse en el tiempo?

Hay que estar muy contentos. Con la Liga de dos se perdía el interés. Que el Atlético fuera capaz de estar entre Barça y Madrid y de ganar el campeonato fue muy bueno para el fútbol español.

Para terminar, ¿qué es lo que más le gusta de España?

Lo comunicativa que es la gente, la forma de vivir, las costumbres, la comida. En España se vive muy bien y veo muchas cosas parecidas con respecto a Polonia. Hay diferente clima y forma de vivir en cada parte del país.

image1

Esta entrevista fue publicada en el número 25 de la revista MARCA Plus

FOTOS: Mikel Garralda

José Manuel Calderón: “España tiene más que cubierto el puesto de base para el EuroBasket”


El jugador extremeño (Villanueva de la Serena, 1981) atendió a MARCA Plus desde su Campus en Badajoz para repasar la actualidad de la selección española de baloncesto y de los New York Knicks de la NBA, además del resto de su trayectoria. La lesión que le impedirá viajar a Alemania y Francia es el mayor acicate posible para intentar retomar la batuta de España tanto en los Juegos Olímpicos de Río 2016 como en un hipotético Preolímpico.

Ha sido campeón mundial y europeo, además de subcampeón olímpico, con España. ¿Cuál de estas hazañas es más especial para usted?

Todas son especiales. Quizá el Mundial fue más importante porque cambió un poco todo en el baloncesto español y en nuestro deporte.

¿Qué le ha parecido el regreso de Sergio Scariolo al banquillo de la selección?

Muy bien. Tengo muy buena relación con Sergio, es un muy buen entrenador y estoy contento de que se le haya elegido a él. La verdad es que hubiéramos apoyado a cualquiera que hubiera estado en el banquillo.

Como experto en la materia, ¿cuál es su valoración de los bases que aparecen en la convocatoria del combinado nacional?

Creo que tenemos más que cubierto el puesto. Tenemos muy buenos jugadores y creo que lo harán bien. Tanto los dos Sergios como el tercero que entre estarán a tope.

¿Ve al equipo capacitado para repetir podio continental o incluso para llevarse el oro?

Sí, por supuesto que sí.

15015820960_0ae1b8b361_o

¿Cuáles cree que serán nuestros máximos rivales en el EuroBasket?

A priori, Francia es el principal rival. Encima juega en casa la fase final. Luego estarán Serbia, Croacia, Italia (que va con todos los NBA). Estoy seguro de que va a ser un campeonato interesante.

La primera fase del torneo promete emociones fuertes: Alemania, Turquía, Italia, Serbia e Islandia. Ya que en los últimos campeonatos de Europa se ha ido de menos a más, ¿le parecería conveniente que España empezase el torneo mostrando todas sus cartas?

El primer partido es contra Serbia, así que no hay margen para ir entrando en la competición. Hay que ganar desde el día uno.

Después de la decepción mundialista de 2014, ¿le fastidia más no poder jugar con España este verano?

Sí, siempre me fastidia mucho fallar, más cuando encima no puedo ir por una lesión, que es lo que peor lleva un deportista. No puedes hacer lo que más te gusta, que es jugar, y es una cita muy importante, clasificatoria para los Juegos Olímpicos del año que viene. Espero recuperarme bien y que el equipo se clasifique para poder ponerle las cosas más complicadas a Sergio (Scariolo) para la lista del año siguiente.

Aunque aún falta lo suyo, ¿se apuntaría al Preolímpico en el caso de que España tuviese que disputarlo?

Por supuesto. Ojalá nos clasifiquemos, ojalá sea directamente y, si esto (la lesión) no lo impide, tendré que estar allí y hacer lo que se pueda para estar en los Juegos.

Vamos, que con billete sacado este verano o el próximo, le gustaría disputar el que sería su cuarto torneo olímpico en Río.

Sí, por supuesto. Más que nada, porque eso significaría que no tengo ninguna lesión, que la temporada y todo va bien y que Sergio (Scariolo) vuelve a contar otra vez con los que estemos a tope.

DE EXTREMADURA A LA NBA PASANDO POR VITORIA

 
¿Cuál es su primer recuerdo relacionado con el baloncesto?

Jugar en el equipo de Villanueva de la Serena (Doncel CP La Serena), ir a ver entrenamientos y esas cosas.

El Baskonia llamó a su puerta y decidió marcharse a Vitoria sin dudarlo. ¿Qué le hizo estar tan seguro de que tomaba la decisión correcta?

Lo hice sin dudar porque tenía 13 años y entonces eres inconsciente. Realmente no es que tengas mucho que pensar (risas). Mis padres me dejaron ir y ellos fueron los que creyeron que podía ser una buena oportunidad. He tenido la suerte de que luego todo ha salido bien.

Antes de asentarse en la capital alavesa, jugó cedido dos temporadas en Alicante y una en Fuenlabrada. ¿Fue más fácil aclimatarse a la ACB comenzando su carrera profesional en equipos humildes?

Fue perfecto para mí. Era joven, quería jugar minutos y no estar en el banquillo en un equipo más grande. A día de hoy, ha salido todo bien y estoy muy contento de la ruta que tomé en aquel momento y creo que jugar a esas edades (18-21) siempre es importante.

En el TAU ganó una Copa del Rey (2004), pero también le tocó vivir momentos dolorosos, como fueron las derrotas en la final de la Euroliga y de la ACB en 2005. ¿Qué les faltó para hacerse con ambos títulos?

Éramos un equipo bastante joven y todavía inexperto en muchas situaciones. Si nos hubiéramos quedado juntos más años, podríamos haber hecho muchas más cosas. Todos empezamos a irnos a la NBA y, al final, creo que no se consiguieron más cosas por eso.

15138828231_b9f6bc3ac9_o

Después, se convirtió en el cuarto español en disputar la NBA al fichar por Toronto Raptors. ¿Qué balance hace de sus ocho años en la franquicia canadiense?

Fueron muy positivos, con muchos amigos y buenas cosas. Estoy contento de haber pasado por allí y de haber tenido muy buenas temporadas.

Tras ser traspasado por los Raptors, jugó media temporada en Detroit Pistons y un curso entero en Dallas Mavericks, pasando de jugar en un equipo en reconstrucción a hacerlo en uno de Playoffs. ¿Notó mucho el contraste?

Detroit fue el único equipo un poco raro, porque sólo estuve dos meses. Realmente fue por temas contractuales, ya que se me acababa el contrato y eso lo tengo muy en cuenta siempre. En Dallas firmé un contrato largo, en el que luego Phil Jackson me quiso para los Knicks y se pagó. Fue genial poder jugar en un equipo grande y volver a disputar los Playoffs. Ahora hay que retomar esas cosas positivas con New York y ojalá el año que viene podamos estar en los Playoffs.

NEW YORK, NEW YORK

 

El pasado curso llegó traspasado a los legendarios Knicks de Nueva York. ¿No le parece que en la NBA se trata a los jugadores como mercancía, sin tener tan en cuenta como en Europa su voluntad real?

No, realmente no. Hay cosas positivas y negativas, situaciones y situaciones, pero es más fácil cambiar de equipo y vivir una situación que te puede ayudar. En otras ocasiones no, pero son las reglas. No lo vemos como algo negativo, sino que es así, y cuando estás acostumbrado a algo, es lo que hay.

¿Cómo es jugar y vivir en la Gran Manzana?

Mi familia y yo estamos muy contentos de cómo nos hemos adaptado a la ciudad. Creo que ha sido una experiencia muy buena y tengo ganas de volver y de estar allí otro año más.

Comparte el vestuario del Madison Square Garden con Carmelo Anthony, toda una estrella de la NBA. ¿Cómo es su relación con él?

Muy buena. Me llevo muy bien con él. Es una gran persona, un gran compañero de equipo, y la verdad es que estoy muy contento de poder compartir vestuario y jugar con él. Creo que este año será incluso mejor. Cuanto más tiempo estemos juntos, mucho mejor.

¿Cree que el listón real de los Knicks es ya el de un equipo en reconstrucción (65 derrotas la pasada temporada) o es que todo lo que podía salir mal lo hizo en detrimento de ustedes?

Sí que es verdad que hubo lesiones y sabíamos que iba a ser un año duro. Phil Jackson quería traer a sus jugadores y ya no queda casi ninguno de los anteriores. Son todos suyos y es lo que quería. En Estados Unidos se ve más normal el tema de la reconstrucción de equipo. Creo que este año se ha formado una buena plantilla, se ha fichado bien y se tenía dinero para fichar, que es lo que se quería. Más o menos, se ha hecho el equipo que íbamos buscando.

¿Usted también es crítico con la llegada de Kristaps Porzingis al equipo o es más optimista que Melo?

No, Carmelo está muy contento de que hayamos elegido a Porzingis (risas). Creo que la prensa dice lo contrario, pero él está contento. Creemos que tenemos a un jugador que puede ser un robo del Draft de aquí a un par de años, y lo dijo él además. Lo que pasa es que parece que cada uno traduce como quiere.

Las lesiones no le dejaron mostrar su mejor nivel la pasada temporada. ¿Qué espera de la próxima?

Sobre todo estar parado este verano para intentar recuperarme y estar a tope. Hubo momentos muy buenos en la temporada, pero siempre con una pequeña molestia. Ha sido raro todo en conjunto. Estoy poniéndome en forma y sano para el año que viene.

¿El futuro de José Manuel Calderón seguirá vinculado a la NBA o no descarta regresar al baloncesto europeo para terminar su carrera?

En principio, no. Me quedan dos años más de contrato y luego me gustaría seguir en Estados Unidos un tiempo, así que volver a Europa no es algo que tenga en mente ahora mismo.

14974248410_8122012880_o

Esta entrevista fue publicada en el número 25 de la revista MARCA Plus

FOTOS: FEB.

Los 16 preseleccionados de España para el EuroBasket en datos


Falta una semana para que dé comienzo la preparación de la selección española de baloncesto de cara al próximo EuroBasket multisede. La gira de amistosos servirá a Sergio Scariolo para valorar el rendimiento de sus hombres y descartar a cuatro de ellos para poder elaborar una convocatoria definitiva. Sin embargo, ¿qué nos dicen ahora mismo los datos acerca de quiénes deberían ser los 12 hombres que compitan con España en el Europeo? Comprobémoslo posición por posición y en su conjunto.

19106216118_b40bc17858_z

BASES

 
La dirección de juego del equipo estará capitalizada por el Real Madrid de la mano de Sergio Rodríguez y Sergio Llull. Su presencia en tierras alemanas y francesas parece más que asegurada, así que las dudas se presentan a la hora de apostar o no por un tercer base. En la hipotética decisión entre Guillem Vives (Valencia Basket) y Quino Colom (Unics Kazan), los números durante la pasada campaña otorgan mayores réditos al exjugador de Bilbao Basket. Comparamos métricas habituales (puntos, rebotes y asistencias) con dos más sobresalientes entre los bases: los robos y el porcentaje de acierto desde el triple, ya que el tiro exterior es una de las claves del juego de España.

 

ESCOLTAS Y ALEROS

 
A priori, Rudy Fernández (Real Madrid) parece indiscutible. Por lo tanto, la batalla por hacerse con los puestos exteriores se presentará entre el resto de candidatos. Los números apuntan que Pau Ribas (FC Barcelona Lassa) y Dani Díez (Unicaja Málaga) deberían ver premiado su rendimiento en Valencia y San Sebastián el curso pasado. Los guarismos del primero en puntos, asistencias y porcentaje de acierto en triples le convierten en una opción interesante como comodín de base/escolta, con la anotación y el rebote como grandes aliados de Díez. Fernando San Emeterio (Valencia Basket) partiría con ventaja sobre Álex Abrines (FC Barcelona Lassa) y Xavi Rabaseda (Herbalife Gran Canaria), cuyas principales bazas radicarían en el triple y el rebote respectivamente.

 

ALA-PÍVOTS Y PÍVOTS

 
Los números y la jerarquía se encuentran del lado de Pau Gasol (Chicago Bulls) y Felipe Reyes (Real Madrid), que parten como fijos salvo hecatombe. Nikola Mirotic (Chicago Bulls) presenta unos números más parejos a los de Willy Hernangómez (Real Madrid), aunque su vitola NBA le hace ganar muchos enteros para viajar a Berlín. La irregularidad y las lesiones hacen lucir menos a Víctor Claver (aún sin equipo) y Pablo Aguilar (Herbalife Gran Canaria). Suplimos porcentaje de acierto en triples por tapones como variable estadística teniendo en cuenta su mayor relevancia cuando del juego interior se trata.

 

Y LOS 12 DE SCARIOLO SON…

 
Como conclusión, atendamos a la valoración o eficiencia, conocida como PIE (Player Impact Estimate/Estimación de Impacto del Jugador) en la NBA. Se trata de un compendio estadístico a partir de la incidencia tanto positiva como negativa del jugador para su equipo durante un partido. Mide todo tipo de variables, desde las más tradicionales como puntos y rebotes hasta los porcentajes de acierto en el tiro, las faltas personales o el +/- (cuánto de favorable o desfavorable es el marcador para el equipo cuando un determinado jugador está en pista). Los 12 jugadores de España en el EuroBasket atendiendo a su valoración final en la temporada 2014/2015 serían los siguientes: Pau Gasol, Dani Díez, Felipe Reyes, Sergio Llull, Quino Colom, Pau Ribas, Fernando San Emeterio, Rudy Fernández, Nikola Mirotic, Willy Hernangómez, Sergio Rodríguez y Xavi Rabaseda.

 

La decisión final dependerá de Scariolo y, aunque los números ya han hablado, será la cancha la que acabe dictando sentencia a partir del 31 de julio.

FOTO: FEB

La leyenda de Indurain (Timeline)


Menudo día para el ciclismo español. Mientras ‘Purito’ Rodríguez celebra su segunda victoria de etapa en el actual Tour de Francia, un campeón del pasado celebra su 51 cumpleaños. Se trata, nada más y nada menos, de Miguel Indurain. Al conocer el dato hace unas horas, no me he resistido a elaborar una línea del tiempo interactiva que recoge al detalle los principales éxitos del ciclista navarro sobre la bicicleta. Tanto si sois aficionados al deporte de las dos ruedas como si no, aquí tenéis la trayectoria de Miguelón contada siguiendo los patrones de Internet. Que la disfrutéis pinchando en la imagen inferior.

miguelindurain

FOTO Indurain: The Inner Ring.

Marc Gasol: de niño a hombre en la cancha (historia con memes)


Aprovechando el anuncio de la renovación de Marc Gasol con Memphis Grizzlies y mis inmensas ganas de trasteo digital, he decidido contaros la historia del pívot catalán con pocas palabras y muchas imágenes, que valen más que mil de las susodichas. Los memes hacían factible y ameno mi objetivo, así que aquí tenéis la vida de Marc desde la perspectiva de este original formato. He podido aunar texto y fotografías gracias a Imgflip.

o8i96

o8huh

o8i7g

o8ikp

o8iqc

o8j73

o8jcl

o8ji0

o8jr6

o8k26

o8kkh

o8phe

o8kqa

o8ppf

o8kya

o8pso

o8ldm

o8lme

o8m4z

o8meq

o8nav

o8nkt

o8nrh

o8nwt

o8q2x

o8ogt

o8ooj