El partido de la jornada en Sudáfrica:Alemania-Australia


Parecía que la tercera jornada de Mundial iba a ser tan aburrida y tan rara como las dos anteriores. Eslovenia le ganó 1-0 a Argelia gracias a un “regalito” del portero Chaouchi, Ghana ganó 1-0 a Serbia porque los serbios quisieron (provocaron un estúpido penalti por mano de Kuzmanovic) y por fin vimos algo de fútbol en condiciones: Alemania no está muerta, es seria candidata al título y así lo demostró goleando a una débil Australia (4-0) que no está para muchos trotes.

La nueva selección alemana no es aquella que nos aburría antaño. Esta Alemania es una selección que mima al balón, un equipo que toca bien, un equipo con fútbol bonito. Toda una sorpresa para sus aficionados y para todos, ya que La “Mannschaft” llegaba a Sudáfrica con muchas dudas. Siento decir que esta crónica va a destacar a Alemania por encima de Australia, de la  que no vimos absolutamente nada. Destacó, sobretodo, Ozil, un jugadorazo del Werder Bremen, un centrocampista sublime que dirigió a su equipo realmente bien. Él hizo mejores a sus compañeros, a un Klose que mostró que es un delantero de garantías, a un Podolski que también sacó nota, a un Müller que sigue creciendo a paso agigantados,etc.

El primer gol alemán lo marcó Podolski gracias a una jugada entre él, Ozil y Müller. A partir de ahí todo fue coser y cantar, a la media hora de partido Alemania ya mandaba plácidamente en el marcador con un 2-0 a su favor (el segundo gol fue obra de Klose a pase de Lahm). La segunda parte fue más de lo mismo: monólogo alemán ante una Australia desfondada y sin recursos, tanto es así que los aussies encajaron dos goles más (Müller y Cacau) y vieron cómo su jugador estrella, Cahill, se iba expulsado en el minuto 56 de partido. Visto lo visto, Australia no está para pasar de la fase de grupos y Alemania puede llegar a donde ella quiera si sigue con la receta del buen fútbol, una receta que, en la mayoría de casos, garantiza el éxito.

Alemania 4
Australia 0

Alemania: Neuer; Friedrich, Mertesacker, Lahm, Badstuber; Khedira, Schweinsteiger, Ozil (Gómez, min. 73), Mueller; Podolski (Marin, min.81), Klose (Cacau, min.69).

Australia: Schwarzer; Neill, Moore, Chipperfield, Wilkshire, Valeri, Culina, Grella (Holman, min. 45), Emerton (Jedinak, min. 74), Cahill, Garcia (Rukavytsya, min.64).
Goles: 1-0, min.8, Podolski. 2-0, min.26, Klose. 3-0, min.67, Muller. 4-0, min.70, Cacau.

Árbitro: Marco Rodríguez (México). Amonestó a Ozil (min.12) y Cacau (min. 92) por parte de Alemania y expulsó a Cahill (min.56) y amonestó a Moore (min.24), Neill (min.46) y Valeri (min.58) por parte de Australia.
Estadio: Durban Stadium.

Posesión
55,69% 44,31%
Remates a puerta (25)
Remates entre los 3 palos (8)
75% | 6 2 | 25%
Corners (11)
36,36% | 4 7 | 63,64%
Intervenciones portero (12)
25% | 3 9 | 75%
Balones perdidos (117)
48,72% | 57 60 | 51,28%
Balones recuperados (82)
54,88% | 45 37 | 45,12%
Faltas cometidas (25)
36% | 9 16 | 64%
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s