Los dioses del deporte español (II):Manel Estiarte


Continuamos con nuestro serial sobre los mejores deportistas españoles. Hoy le toca el turno al hombre que consiguió que un deporte poco mediático en España se convirtiera en noticia: Manel Estiarte, el capitán de la exitosa selección española de waterpolo de los años 90.

Manel, que es considerado el mejor waterpolista de la historia, nació en Manresa el 26 de octubre de 1961. Fue el tercer hijo de la familia Estiarte Duocastella, que ya tenía dos hijos, Albert y Rosa. Desde muy pequeño el joven Manel fue inculcado en el amor a la natación y al agua, ya que sus hermanos y sus padres practicaban ese deporte. El chaval empezó a tomárselo en serio, ya que se levantaba todas las mañanas a las 6:00 para ir con sus hermanos y su entrenador a nadar antes de asistir a las clases colegiales. Este amor al nado le hizo decantarse muy pronto por el waterpolo, un deporte que comenzó a jugar gracias a su hermano Albert, que ya lo practicaba y a quien Manel admiraba y admira profundamente.

En 1975, tras haber pasado por los distintos equipos filiales, Manel pasa a engrosar las filas del equipo absoluto de waterpolo del Club Natació Manresa, del que su hermano es capitán. El equipo conseguiría el segundo puesto de la liga española en próximas temporada, con Manel como una de sus figuras destacadas. Es entonces cuando la selección española se fija en él y le convoca, por primera vez y con sólo 15 años, para disputar los Campeonatos de Europa de Jönköping (1977).  Una experiencia increíble para Estiarte, que compartió piscina por primera vez con uno de sus ídolos, Joan Jané, que más tarde sería su entrenador en la selección española.

Tras cuatro años jugando bajo el amparador calor del hogar, Estiarte decide que es hora de dar el salto a un grande del waterpolo español. Bueno, lo decide él y lo deciden los grandes clubes, que comienzan a mandarle ofertas (Barcelona, Barceloneta, etc). El manresano se decanta por el CN Barcelona, con el que conseguiría, en su paso por el equipo (1979-1985) 5 Ligas, 1 Copa, 1 Supercopa de Europa y, como títulos más destacados, la Copa de Europa de Waterpolo, lograda en 1982, y la Recopa, que Estiarte, aunque ya no pertenecía al equipo, ayudó a conseguir en la temporada 1984/1985. Un club  al que Manel siempre llevará en el corazón.

Es en 1985 cuando tiene lugar un acontecimiento que marcaría para siempre la vida del deportista manresano. 9 de abril. Semana Santa. Manel ha vuelto a casa durante unos días desde Italia. Se está tomando algo con unos amigos en una terraza en Manresa, su hermana Rosa hace lo mismo con sus amigas. Ella vuelve a casa en coche, él caminando. Cuando Manel llega a casa, oye gritos. Está teniendo lugar una fuerte discusión entre su padre y su hermana, su madre es triste espectadora de ésta. De repente Rosa sale disparada hacia la habitación de Manel. Cuando Estiarte intenta detenerla ya es demasiado tarde, Rosa ha saltado al vacío desde la ventana abierta de la habitación. El suicidio de su hermana, que acababa de divorciarse y que dejaba dos hijos pequeños en vida (1 y 2 años) fue algo que Manel nunca ha podido superar del todo. Todavía hoy se culpa de no haber impedido el trágico final de su hermana, que había sido una gran nadadora unos años atrás.

En 1986 Manel Estiarte ya era considerado uno de los mejores waterpolistas del mundo. Finalizó su etapa en el CN Barcelona y decidió emigrar a Italia, uno de los países con más tradición waterpolista del mundo. Fichó por el Pallanuoto Pescara, que no era precisamente uno de los mejores equipos del Pallacanestro, la liga italiana. A Manel le dio igual, él lo convirtió en un equipo campeón. En su primera etapa en tierras italianas (la segunda tuvo lugar entre 1992 y 1999) conquistó 1 Liga, 3 Copas, la única Copa de Europa de la historia del club (1988) y 1 Supercopa de Europa. Fue en Italia donde Manel conoció a la persona con la que formaría una familia: Silvia. Con ella tendría dos hijas, Nicole y Rebeca. Tras finalizar su primera etapa con el Pescara Manel ficha por el Rari Nantes Sabona, club con el que conquistaría 2 Ligas y 2 Copas italianas en sus tres años allí (1989-1991).

“El Michael Jordan del agua” decide regresar a casa durante una temporada y pasa a engrosar las filas del CN Catalunya, con el que consigue el triplete: Liga, Copa y Recopa. Tras este rápido regreso al waterpolo español, vuelve al equipo italiano del Pescara, con el cual engordaría su palmarés anterior en el Pallacanestro, conquistando 2 Ligas, 2 Copas, 2 Recopas y 1 Supercopa de Europa. Sin duda, Estiarte es el mejor jugador que ha pasado por el Pescara, que todavía le recuerda y admira con devoción. Su relación con el equipo finalizó en 1999.

Su último año de competición lo reservó para el waterpolo español, al que regresó por una temporada (1999-2000) con el Barceloneta, con el que conquistó la Copa del Rey, el último título, en cuanto a clubes se refiere, de Manel Estiarte.

La edad de oro de la selección española de waterpolo:

Manel Estiarte vivió su primera experiencia olímpica con la selección en Moscú 1980, torneo que la selección española concluyó en la cuarta posición, al igual que sucedería en Los Ángeles 1984, ambos torneos olímpicos con Estiarte como máximo goleador. En Seúl 1988 a Manel volvería a acompañarle la suerte en el plano individual (máximo goleador del torneo), pero no en el colectivo, ya que la selección calificó sexta. Fue en ese mismo año cuando llegó al equipo la columna vertebral de esa selección maravillosa de los años 90: Jesús Rollán, Miki Oca, Jordi Sans, Pedro García, etc, algunos de los cuales ya debutaron en el Mundial de Madrid 1986.

En 1991 comienza la edad de oro del waterpolo español, con sendas platas en el Campeonato de Europa y en el Campeonato del Mundo de aquel año. Ambas finales fueron perdidas contra Yugoslavia, que tenía y tiene siempre un equipazo en cuanto a waterpolo se refiere.

Fue 1992 uno de los mejores años de la selección española de waterpolo, en el que se consiguió una histórica plata en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, una plata que supo a oro y que mantuvo en vilo a todo un país, en una final disputada contra Italia que necesitó de una prórroga para conocer al ganador. Uno de los mejores partidos de waterpolo de la historia. Al año siguiente se consiguió el bronce europeo en Sheffield, en un campeonato en el que España no pudo contar con uno de sus líderes, Jesús Rollán, que tuvo que ver los toros desde la barrera. La cosa se redondeó aun más con una plata mundialista en Roma 94.

Tras un pequeño bajón de resultados en Viena 95 (5º puesto) llegó el gran triunfo, el primero de una serie de grandes resultados. La selección capitaneada por Manel Estiarte consiguió un oro histórico en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, derrotando en la finalísima a la temible Croacia. Dos años después llegaría otro exitazo, el Mundial de Perth 98, que España se llevó para casa. Éste sería el último triunfo de Estiarte con la selección, una selección de la que se retiró en los Juegos Olímpicos de Sidney 00, siendo considerado uno de los deportistas españoles con más participaciones en unos Juegos Olímpicos (seis). Al ser uno de nuestros mejores deportistas olímpicos de siempre, tuvo el honor de ser el abanderado del equipo español en Sidney, donde el equipo español concluyó cuarto en el torneo de waterpolo. Manel se despidió de la selección con 580 partidos a sus espaldas y 1561 goles.

Después del waterpolo:

Tras su extensa carrera deportiva, Manel Estiarte entró a formar parte del COI (Comité Olímpico Internacional), al que perteneció desde el año 2000 hasta el 2006. En ese tiempo fue presidente de la Comisión de Deportistas Activos, gracias a los votos de sus compañeros deportistas.

Tras su salida del COI, Manel Estiarte entró a formar parte, en julio de 2008, de la disciplina del FC Barcelona, donde actualmente es responsable de las Relaciones Externas. Entró en el club gracias a la fuerte amistad que mantiene con Josep “Pep” Guardiola, el actual entrenador de la sección de fútbol azulgrana, con el que hizo buenas migas desde que se conocieron en Italia, el segundo país de Manel.

Manel ha recibido numerosos reconocimientos debido a su gran carrera deportiva, algunos de tal calibre como el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes (2001), la Gran Cruz al Mérito Deportivo (1996) o su nombramiento como mejor deportista catalán del siglo XX. También ha tenido tiempo de escribir su biografía, Todos mis hermanos, que publicó en 2009, un libro que os recomiendo. Manel Estiarte fue, es y será siempre uno de los grandes protagonistas de la historia del deporte español por derecho propio.

Anuncios

Un pensamiento en “Los dioses del deporte español (II):Manel Estiarte

  1. Hola. En http://www.abc.es/hemeroteca/historico-10-05-2009/abc/Nacional/manel-estiarte-rosa-me-miro-con-ternura-suave-y-se-puso-a-correr-yo-me-volvi-loco_92777580212.html , hablando del suicidio de su hermana Rosa, Manel Estiarte dice que años atrás, cuando él tenía 16 años, a causa de un accidente de moto con su hermana, el waterpolista perdió la mano. Debe de ser un error. Se rompería algún hueso de la mano o el brazo, digo yo (luego le debió de quedar muy bien, vistas sus hazañas deportivas -he mirado algún vídeo por si acaso y se le ven sus 2 manos enteras, vitales para su profesión-). Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s