¿Cambiará el verano de 2010 el futuro de la NBA?


El verano de 2010 será recordado largo tiempo en el seno de la NBA. ¿Por qué? Porque nunca hubo un mercado de fichajes veraniego con tantos agentes libres de relumbrón y porque éste es el verano en el que tres grandes cracks de la liga decidieron unir sus fuerzas para conseguir el campeonato.El Big Three de Boston es una minucia comparado con los miembros del nuevo trío fantástico de la liga: Lebron James, Dwayne Wade y Chris Bosh, pertenecientes a los Miami Heat, lo que convierte al equipo de Florida en candidato indiscutible al título 2010/11.

Lo mejor de todo es que nadie podía imaginar que Lebron James acabara recalando en este equipo, todos pensábamos que ficharía por los Chicago Bulls o por los New York Knicks. Para acrecentar más el morbo el jugador de Ohio dio a conocer su decisión final en un reality show . Demasiada pompa con este asunto, Lebron no es el rey del mundo, pero sí que será un rey en Miami. El fichaje de Chris Bosh refuerza sobremanera el juego interior de los Heat, con lo que Wade puede darse con un canto en los dientes, contará con dos compañeros de su quinta  y estrellas consagradas de la NBA en su equipo. Si a estos dos unimos al escolta Mike Miller (ex compañero de Pau Gasol en Memphis) y al pívot lituano Zydrunas Ilgauskas, estamos hablando del equipo con más galones de la Conferencia Este.

Repasemos otros movimientos destacados en este inolvidable mercado de fichajes NBA:

1. Carlos Boozer (de Utah a Chicago). Buen fichaje por parte de los Bulls, ya que Boozer es uno de los mejores ala-pívots de la liga cuando está en forma. El tirador Kyle Korver también llega a la ciudad del viento, con lo que el equipo taurino gana posiciones en las quinielas del Este.

2. Amare Stoudemire (de Phoenix a New York). Ya que no hemos fichado a Lebron vamos a fichar a Stoudemire. Eso debieron pensar los dirigentes de la franquicia de la Gran Manzana, que se hacen con uno de los agentes libres más cotizados de este verano. Vamos a ver qué efecto tiene esta incorporación al juego del equipo, que gana muchísimo en la pintura, donde ya tenían a un baluarte como David Lee.

3.Tiago Splitter (de Caja Laboral a San Antonio Spurs). El brasileño deja Vitoria, su segunda casa, tras marcar una etapa en la ACB y en el Caja Laboral. Ahora llega a Texas, donde compartirá vestuario con otro as de los tableros, Tim Duncan. Los Spurs se refuerzan inteligemente con un jugador al que estaban esperando con los brazos abiertos.

4. Steve Blake (de Clippers a Lakers). Los campeones intentan reforzar el puesto de base con este fichaje, dejando marchar a Jordan Farmar a los Nets, curiosamente para jugar también como segundo base. Derek Fisher (que ha renovado) es titularísimo en Los Ángeles, asi que a Blake le va a tocar salir desde el banquillo. Se espera que aporte más que Farmar, cuyo paso por el equipo californiano no ha sido tan espectacular como pudo pensarse tras su etapa universitaria.

5. Jermaine O’Neal (de Miami a Boston). Los Celtics vuelven a demostrar que tienen habilidad para esto de los fichajes. Es cierto que O’Neal no es el que fue, pero su incorporación al equipo céltico palia en gran medida la retirada y baja de Rasheed Wallace. No partirá como titular, pero se supone que ofrecerá buenos minutos como suplente de Kendrick Perkins.

En el tema de las renovaciones también ha habido noticias de interés. Kevin Durant y Luis Scola seguirán en Oklahoma y Houston unos años más, al igual que Ray Allen o Dirk Nowitzki, que también han mostrado fidelidad a los colores de Boston y Dallas respectivamente.

Nuestros jugadores españoles en la NBA también están metidos de lleno en el revuelo de fichajes de este verano. José Calderón estuvo a punto de fichar por los Charlotte Bobcats de Michael Jordan, aunque al final la operación no se cerró, lo que deja claro que a los Raptors de Toronto no les importaría vender al cacereño. La situación de Rudy Fernández es bien distinta, ya que el mallorquín tiene pie y medio en Europa. Portland no le quiere en su roster y clubes como Madrid, Barcelona o Panathinaikos ya han mostrado su interés en hacerse con los servicios del 5 de España. Eso sí, todavía hay posibilidades de que se quede en Estados Unidos, ya que los Knicks también andan detrás de él.

Todas estas entradas y salidas de jugadores conforman el que puede ser un verano clave para el devenir de la NBA en los próximos años. Veremos qué efecto tiene cada jugador en su nuevo equipo. La expectación en torno a la nueva temporada de la mejor liga de baloncesto del mundo es inevitable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s