Al atletismo español hay que mimarlo


Hubo una época en la que los atletas españoles sembraban el miedo y el pánico por todas las pistas del mundo. Nombres como José Manuel Abascal, Mariano Haro, Fermín Cacho, Abel Antón o Martín Fiz eran sinónimo de medallas en todas las grandes competiciones internacionales por excelencia. Ya no hay tantos grandes campeones, pero el atletismo español siempre ha sido una de las grandes bazas del deporte nacional y hay que cuidarlo, más aún cuando viene de superar una de las crisis más gigantescas de su historia.

Una cosecha de 2 medallas para la delegación española en unos Mundiales de atletismo era algo casi inaudito, increíble pero cierto. Eso fue lo que sucedió en los Mundiales de Berlín celebrados el pasado año, cuando sólo Marta Domínguez en 3000 metros obstáculos (oro) y Jesús Ángel García Bragado en 50 km marcha (bronce) consiguieron entrar en los puestos de honor en sus respectivas pruebas. También podríamos contar el oro de Natalia Rodríguez en los 1500 metros femeninos, pero no lo haremos, ya que fue desposeída del mismo por un posible empujón a una rival. Precisamente en el mediofondo, la disciplina atlética que más triunfos ha reportado a nuestros deportistas, tocó fondo en 2009, cuando ninguno de los representantes masculinos españoles consiguió el pase a la final. Resumiendo, España decepcionó como nunca en uno de los deportes que mejor se nos ha dado históricamente.

Cabía esperar que el equipo español de atletismo se recuperara de esta caída en picado. Lo ha conseguido en los Europeos de Barcelona que concluyeron ayer. La cosecha final para los anfitriones de la cita continental ha sido de 8 medallas, una cifra nada desdeñable, pero lejos de las 15 medallas que se consiguieron en Múnich 2002. Marta Domínguez (plata en 3000 metros obstáculos femenino), Arturo Casado y Manuel Olmedo (oro y bronce en 1500 metros), Jesús España (plata en 5000 metros), Chema Martínez (plata en maratón), José Luis Blanco (bronce en 3000 metros obstáculos) y Nuria Fernández y Natalia Rodríguez (oro y bronce en 1500 metros femenino) han sido los medallistas españoles en Barcelona. Los 1500 metros y los 3000 metros obstáculos han triunfado rotundamente en nuestro caso, con los chicos y las chicas a un gran nivel. La palma se la ha llevado la primera disciplina, donde hemos vuelto a ser lo que éramos.

Si el presente ha vuelto a llenarnos de optimismo de cara a Mundiales y Juegos Olímpicos, el futuro no puede ser más esperanzador. Esto queda ejemplificado en la figura del joven saltador de longitud Eusebio Cáceres, que consiguió batir el récord de Europa junior de su especialidad. Otros jóvenes atletas españoles, como Javier Cienfuegos (martillo)o Luis Alberto Marco y Kevin López (800 metros) prometen seguir manteniendo bien alto el listón del atletismo español, un deporte que seguirá dando alegrías al deporte patrio durante mucho tiempo.

PD: dentro de poco pasará por nuestro programa de entrevistas, La hora de los campeones, una leyenda del atletismo español. Estad atentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s