Los dioses del deporte español (V):Fernando Alonso


Vuelve el serial de Muchodeportivo sobre los mejores deportistas españoles de la historia y lo hace con uno de los muchos asturianos universales del deporte nacional como protagonista: el bicampeón mundial de Fórmula 1 Fernando Alonso. Vamos con su historia.

El popular piloto ovetense nació un 29 de julio de 1981. A los tres años tuvo su primer contacto con el mundo del motor al regalarle su padre un kart que su hermana había rechazado. A partir de ese momento Fernando comenzó a competir en el mundillo de los karts con bastante éxito, ganando su primer título importante (el campeonato infantil de Asturias) a los 7 años. A este triunfo le seguirían otros muchos más a nivel nacional, destacando los dos campeonatos de España junior que consiguió de manera consecutiva en 1993 y 1994, que le dieron la posiblidad de participar en el Mundial oficioso de karts, donde se clasificó tercero, competición que ganaría en 1996. Durante los años siguientes Alonso ejerció un dominio incuestionable en España, Italia y Europa, ganando en los mejores trofeos de karting.

El talento del asturiano no pasó desapercibido a ojos de Adrián Campos, ex piloto de F1 español, quien le dio la oportunidad de participar en la Fórmula Nissan en 1999. Alonso conquistaría el campeonato tras vencer en 6 carreras. Al año siguiente pasó a correr en la Fórmula 3000, la segunda división de la F1, con el equipo Astromega. Alonso concluyó el campeonato en cuarta posición tras vencer en la carrera de Bélgica y quedar segundo en Hungría, uno de sus circuitos fetiche. El ovetense ya estaba listo para dar el salto al Gran Circo.

Primeros años en la Fórmula 1 (2001-2004):

Fernando Alonso fue pretendido por las grandes escuderías desde el primer momento. Ferrari y Renault mantuvieron un duro pulso por hacerse con los servicios del piloto español, llevándose el gato al agua la escudería de Flavio Briatore, que decidió cederlo un año a Minardi. El primer año de Fernando en la Fórmula 1 fue de aprendizaje, en una escudería pequeña y con un 10º puesto como mejor resultado. Eso sí, se convirtió en el tercer piloto más joven de la historia en debutar en el Gran Circo.

Alonso se incorporó a la disciplina de Renault al año siguiente, un año en el que el ovetense trabajó completamente a la sombra, ya que actuó como probador de la escudería francesa. El año 2003 sería el de la confirmación como una de las grandes promesas de este deporte por parte de Fernando Alonso. El año no pudo ser mejor para el asturiano, que se convirtió en el piloto más joven en subir al podio en un Gran Premio (3º puesto en Malasia), el más joven en obtener la pole position (Malasia) y también el más joven en conseguir la victoria en una carrera (GP Hungría), un honor que le arrebataría años más tarde Sebastian Vettel. Alonso hizo una temporada muy regular, en la que sufrió el accidente más grave de su carrera en el Gran Premio de Brasil  y en la que no pudo acabar 5 carreras. En su primer año a tope concluyó sexto en la clasificación de pilotos.

2004 sería un año en el que se demostraría que el equipo Renault iba cada vez a más. Alonso no consiguió ninguna victoria ese año, pero sí más puntos que en el anterior (quedó cuarto en la clasficación final de pilotos), con un segundo puesto como mejor resultado y con su accidente con Ralf Schumacher en el Gran Premio de Mónaco como percance más destacado. Lo mejor estaba por llegar.

Los dos campeonatos del mundo con Renault:

Fernando Alonso comenzó la temporada 2005 con un tercer puesto en Australia. A partir de ahí todo sería de color de rosas en aquel histórico año, en el que el español logró 7 victorias, con momentos memorables, como el tremendo pinchazo de Kimi Raikkonen, su máximo rival esa temporada, en el Gran Premio de Europa, el magnífico duelo que el español mantuvo con Michael Schumacher en el Gran Premio de San Marino o la trepidante última vuelta con Montoya en Turquía. Pero, sin duda, el momento más especial de la temporada tuvo lugar cuando “Magic” Alonso bajó de su monoplaza y gritó a los cuatro vientos su triunfo en el Mundial tras la disputa del GP de Brasil. Doblete para Renault, que también se llevó el título de constructores. Este magnífico triunfo del deporte español fue recompensado con el premio Príncipe de Asturias de los Deportes para el ovetense.

La historia volvería a repetirse en 2006, pero con otros secundarios acompañando al protagonista. Michael Schumacher, el heptacampeón mundial, resurgió de sus cenizas cual ave fénix para mantener un duelo memorable con Alonso, que tuvo como grandes logros ese año su primera victoria en el Gran Premio de España y en el de Mónaco y en la que logró mantenerse, contando la temporada anterior, 15 carreras consecutivas sin bajarse del podio. La cosa estuvo apretada entre el alemán y el español hasta que,  a falta de una carrera para el final de la temporada, el Káiser tuvo que abandonar por rotura de motor en Japón, dejándole el título en bandeja a Alonso. Brasil fue otra vez el escenario de la victoria final del español, que parecía iba a reinar en el Gran Circo durante muchos años.

Una larga travesía por el desierto:

Fernando Alonso decidió dar el salto a una escudería de primer nivel en 2007, cuando fichó por el equipo McLaren Mercedes. Allí se encontraría con un compatriota, Pedro Martínez De La Rosa, (probador) y con una de las sensaciones del campeonato de la GP2, el británico Lewis Hamilton, que resultaría ser, en vez de su aliado, su mayor rival en la lucha por el título mundial. La temporada empezó de forma prometedora, con Fernando y su compañero pisando el podio frecuentemente y con dos victorias del asturiano (Malasia y Mónaco, ésta con doblete incluido). Las cosas comenzaron a cambiar en la segunda mitad de la temporada, cuando quedó demostrado que en McLaren el candidato al título era el debutante Hamilton y no Alonso. Los problemas internos en la escudería británica quedaron patentes tras el Gran Premio de Hungría, en el que Alonso fue sancionado por bloquear a su compañero en el pit lane durante la calificación. Todo quedó por decidir en la última carrera del año, en la que Raikkonen, Hamilton y Alonso llegaban todos con opciones. Al final, el título fue para el finlandés de Ferrari, y el español tuvo que conformarse con el tercer puesto en la clasificación de pilotos. La situación en McLaren era insostenible para Fernando, que decidió rescindir su contrato con la escudería de Ron Dennis.

Así fue como el español volvió a verse enrolado de nuevo en las filas de Renault, que le acogió con los brazos abiertos. Pero las cosas ya no volverían a ser como en los buenos tiempos. Las temporadas 2008 y 2009 no fueron, ni mucho menos, las mejores del piloto español en el Gran Circo. La primera de ellas fue de menos a más, con Alonso fuera del podio en las primera parte de la temporada y con una mejoría patente en la segunda, con dos victorias en Singapur (primer GP nocturno de la historia) y Japón. La segunda fue un año más que decepcionante, con un coche poco competitivo y con sólo un podio (tercer puesto en Singapur) en toda la temporada. Su segunda etapa en la escudería francesa concluyó con un quinto y un noveno puesto en la clasificación final de pilotos y con una polémica, la generada por el accidente a posta de su compañero Nelson Piquet Jr en Singapur 2008.

El 30 de septiembre de 2009 quedó cumplido uno de los sueños deportivos de Fernando Alonso: correr en F1 con la escudería Ferrari, con la que firmó, tras largos años de espera, un contrato por 3 temporadas.

Un futuro más que ilusionante:

Esta temporada tiene un color especial. Tras las vacas flacas las vacas gordas han llegado para Fernando, que ha vuelto a triunfar en su nuevo e histórico equipo. Bien es cierto que su primera parte del año tuvo más decepciones que alegrías (1 victoria y 2 podios), pero en esta recta final de la temporada Alonso y Ferrari están volviendo a recorrer la senda del triunfo. La victoria en Alemania y un segundo puesto en Hungría, uno de los circuitos favoritos de Alonso, confirman esta mejoría. El español vuelve a ser candidato al que podría ser su tercer Mundial. Mientras tanto, ya se ha colocado entre los 10 pilotos con más victorias y podios de la historia. Fernando seguirá haciendo historia mucho tiempo, eso está claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s