España se pasea ante una Líbano que no es rival para sacar conclusiones


España volvió a ganar. Lo hizo contra un rival muy inferior a nosotros, Líbano, un rival pequeño que se engrandeció cuando el rival grande no estaba jugando bien, lo que causó la reacción de la actual campeona del mundo. Cierto es que no podemos medir con exactitud el verdadero nivel de juego de nuestra selección ante equipos como éste, pero al final lo que cuenta es la victoria, y el dueño de ésta fue de color rojigualda.

No empezaba bien el partido para los nuestros. La culpa no fue del cha cha chá, sino de la defensa, un tema que lleva atormentándonos desde el día uno en este Mundobasket. Anotábamos con fluidez, pero atrás éramos un auténtico coladero, incapaces de cerrar el rebote. De este último problema se aprovechó el ex ACB libanense Jackson Vroman, que nos hizo auténtico daño en la pintura en este primer cuarto. Tanto fue así que acabamos el mismo un punto por detrás en el marcador (21-22). Otro culpable de este nefasto acto inaugural fue el pésimo porcentaje en la disciplina del triple, de la que, a mi humilde parecer, abusa demasiado el equipo español (1 de 9) y en la que no estamos nada finos últimamente. Nada que ver con lo que ocurría en la canasta contraria, donde a los libanenses, de la mano sobre todo de Fahed, les entraban todos los tiros de 3 con un porcentaje bastante aceptable. Al menos hubo mejora en el segundo cuarto, gracias a un hombre, Marc Gasol, uno de los que estaban y están llamados a liderar este equipo, que empezó a recibir balones interiores, algo que necesita este equipo como el comer, aprovechar las virtudes del buen juego interior que tenemos en nuestro “roster”. El único pero del jugador de Memphis Grizzlies en el día de ayer fueron los tiros libres. La línea de personal también se nos atraganta estos días, pero eso no fue motivo para que, con una mejor actitud defensiva, España se fuera al descanso ya con un buen colchón en el marcador (42-33).

El tercer cuarto significó el final del sueño americano para El Líbano. Habían perdido a Vroman por demasiadas faltas y entonces llegaron Marc Gasol y Fran Vázquez para dejarles definitivamente K.O. Ambos pívots fueron ayudados en esta tarea por la segunda unidad española, que ayer, después de unos cuantos partidos para olvidar, dio la cara. Víctor Claver, el hombre que menos minutos disputa en este equipo, dio ayer toda una lección de saber estar y de conformidad con su tarea en el equipo, donde queda demostrado que todos se sienten importantes. No hizo falta más para amarrar una victoria (91-57) de la que tampoco podemos sacar muchas conclusiones. No ganamos a una Grecia, a una USA o a una Turquía, simplemente ganamos a El Líbano. Canadá tampoco será una buena vara para medir las posibilidades reales del equipo. Habrá que esperar a octavos de final para poder analizar con exactitud a La Roja de basket.

LÍBANO 57
ESPAÑA 91

Líbano (22+10+15+10): Vroman (22), Fahed (7), Rustom (7), Freije y El Khatib (10) -equipo inicial-, Abd El Nour, Mahmoud (5), Stephan, Kanaan (3), Fakhreddine (3) y Reda.

España (21+22+29+19): Rudy (7), Ricky Rubio, Navarro (5), Garbajosa (7) y Gasol (25) -equipo inicial-, Reyes (8), Raúl, Vázquez (15), Llull (6), Mumbrú (9), Claver (6) y San Emeterio (3).
Árbitros: Srdan Dozai (CRO), Luigi Lamonica (ITA) y Heros Avanesian (IRI). Eliminado Kanaan (Min. 38), por cinco personales.
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo D, con sede en Esmirna, del Mundial de baloncesto que se está disputando en Turquía y que concentró en el pabellón Halkapinar a 3.200 espectadores.
Resto de la jornada:
Grupo A:
Serbia venció fácilmente a Australia (94-79), Angola derrotó sorprendentemente a una Alemania venida a menos (92-88) y Argentina no tuvo problemas con la débil Jordania (88-79).
Grupo B:
Croacia se paseó ante la ya eliminada Túnez (84-64), algo similar a lo que Estados Unidos vivió en su enfrentamiento ante Irán (88-51). Por último, Eslovenia se impuso a Brasil en uno de los partidos más igualados de la jornada (80-77).
Grupo C:
En un duelo clave para decidir su clasificación para octavos Rusia salió vencedora ante China (89-80), mientras que Turquía sufría muchísimo para derrotar a Puerto Rico (79-77) y Grecia se paseaba ante una de las peores selecciones del campeonato, Costa de Marfil (97-60).
Grupo D:
Además del España-Líbano, Nueva Zelanda derrotó a Canadá, ya eliminada (71-61) y, en el duelo decisivo para decidir la primera plaza del grupo, Lituania salió vencedora ante Francia (69-55). Esto significa que, si España gana a Canadá y Nueva Zelanda hace lo mismo con Francia, pasaremos a octavos de final como segundos de grupo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s