Diez caras para no perder de vista en la Euroliga 2010/11


La nueva y apasionante edición de la máxima competición continental nos brindará como siempre la ocasión de descubrir algunos nuevos talentos o de comprobar la evolución de los ya conocidos. Repasamos algunos de ellos y damos, además, 5 nombres entre los equipos españoles.

Reyshawn Terry (Brose Baskets), ala pívot de 26 años y 2’03 de altura. Promedios en la pasada ACB con el Xacobeo: 12’1 puntos, 4’9 rebotes y 0’6 asistencias (40% en tiros de dos y 33% en triples). Uno de los conocidos por los aficionados españoles que proseguirá su carrera en el vigente campeón de Liga y Copa alemana. Sin más opción en Europa que disfrutar de su recorrido, Terry será la referencia de un equipo con varios internacionales germanos y en el que destaca también Casey Jacobsen. El ex de North Caroline ofrecerá versatilidad desde el puesto de 4’, en tanto que visita con asiduidad el arco del triple.

Bojan Bodganovic (Cibona Zagreb), alero de 21 años y 2’00 m de altura. Promedios en la pasada Euroliga: 9’1 puntos, 2’8 rebotes y 0’5 asistencias (51% en tiros de dos y 38% en triples). Más pasado ACB, el que figura en el currículum de esta promesa aún sin acabar de explotar. Llegó al Madrid con vitola de jugador en clara proyección pero ni siquiera su paso por Murcia sirvió para refrendar tal condición. En su país está empezando a ser importante, tanto en su club como en la selección, como se demostró en el pasado Mundial. Como buen croata, fundamentos no le faltan y muñeca, mucho menos.

Sergey Bykov (CSKA Moscú), base de 27 años y 1’90. Promedios en la Eurocup con el Dynamo de Moscú: 19’5 puntos, 2’6 rebotes y 3 asistencias (45% en tiros de dos y 31% en triples). Tras toda una vida en el ‘otro’ club de la capital rusa, jugará a las órdenes de Vujosevic en un aspirante el cetro continental. Los problemas cardíacos de Holden, hasta ahora perenne base titular del equipo, le pueden otorgar el protagonismo que busca desde el primer día de competición. Siskauskas y Langdon le acompañarán en un perímetro de lujo. Cada día más influyente en su selección, aportará tiro exterior y su gran visión de juego, entre muchas virtudes.

Miroslav Raduljica (Efes Pilsen), pívot de 22 años y 2’13 de altura. Promedios en el FMP Zeleknik: 21’1 puntos, 8’5 rebotes y 2’5 asistencias (56% en tiros de dos y 82% en libres). Otra de las joyas de la corona de la nueva generación serbia que, en cambio, se quedó sin Mundial tras haber conquistado la plata europea en Polonia. Lideró la liga de su país el pasado año tanto en anotación como en rebotes. Su juego radica en hacerse notar en la zona y apenas ensaya desde fuera de ella, aunque su gran capacidad de pase supone un plus añadido.  Pese a su tamaño no se prodiga en colocar tapones, quizás su principal déficit: la falta de intimidación. Parte como el único ‘center’ puro de la plantilla turca. Estará de baja por lesión los dos primeros meses de competición.

Jonas Valanciunas (Lietuvos Rytas), pivot de 18 años y 2’10 de altura. Promedios en la liga lituana: 8’9 puntos, 5’1 rebotes y 1’2 tapones (65% en tiros de dos y 69% en libres). Quédense con este nombre porque, si no se tuerce su proyección, será el pivot titular de Lituania durante muchos años. Campeón de Liga y Copa en su país, ya ha sido incluso All Star. Líder del combinado nacional que se alzó en 2008 con el Europeo sub ’16, del que fue mejor jugador y del Europeo sub’18 (repitiendo premio individual).  También se alzó con el MVP en el consolidado torneo de L’Hospitalet  de este año (con 21’5 puntos, 14 rebotes y 4 tapones por choque). Enorme reboteador y taponador,  aprovecha su gran físico para imponerse en la pintura. Grandes recursos en el uno contra uno, le queda por mejorar su tiro exterior, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de veces que acude a la línea de personal.

Richard Hendrix (Maccabi Tel-Aviv), pívot de 24 años y 2’03 de altura. Promedio en la pasada ACB con el CB Granada: 13’1 puntos, 6’9 rebotes, 1 asistencia y 1’9 tapones (65% en tiros de dos y 59% en libres). Americano llamado a hacer una larga carrera en Europa, a cuyo juego se amoldó con sorprendente facilidad y efectividad en el pasado años (su primero en el viejo continente). Lo tiene todo: poder anotador, reboteador y de intimidación, además de una enorme disposición a encontrar al hombre libre. Déficits: su escasa altura para ser un ‘5’ nato y la urgente necesidad de mejorar sus porcentajes en los tiros libres. En Israel tendrá a ‘Baby Shaq’ como competencia aunque no sería de extrañar ver a los dos compartiendo minutos en pista.

Malik Hairston (Montepaschi Siena), alero de 23 años y 1’98 de altura. Promedios en la NBDL con los Austin Toros (29’1 puntos, 4’6 rebotes y 3 asistencias (45% en tiros de dos y 41% en triples). Primera incursión en Europa para este ex de la Universidad de Oregon, que ha disfrutado de experiencia NBA con los Spurs. Junto con Kaukenas y McCalebb conforma un trío de incorporaciones de lujo. El objetivo en Siena es volver a una Final Four que les ha acogido en tres ocasiones en los últimos años. Para ello se han hecho con este exterior completo donde los haya. Gran efectividad desde el triple y ayuda en el rebote, principales cualidades, sin obviar (eso se da por sentado) que aportará puntos a mansalva. La duda se cierne sobre su adaptación a Europa. De lo más o menos veloz que sea este proceso dependerán en gran medida las aspiraciones italianas en el año 1 post McIntyre.


Marko Keselj (Olympiacos), alero de 22 años y 2’08 de altura. Promedios en la liga serbia con el Estrella Roja: 13’6 puntos, 3’1 rebotes y 1 asistencia (52% en tiros de dos y 35% en triples). Llega a Atenas para reforzar a uno de los máximos favoritos el título. Nielsen, Nesterovic, Erceg, Spanoulis…más lo que ya estaban (Papaloukas, Teodosic, Boroussis): un auténtico equipazo en el que el serbio debe encontrar su sitio, incluso puede que como ‘3’ titular. Ivkovic le conoce mejor que nadie y ya demostró en el Mundial que sabe explotarle al máximo, aun saliendo desde el banco. Es una metralleta lanzando de tres y su altura no le impide emparejarse con jugadores de menor tamaño. Eso sí, cuando la coge es complicado que la suelte. Jugador llamado a ser influyente en el panorama continental.

Aleks Maric (Panathinaikos), pívot de 26 años y 2’11 de altura. Promedios en la Euroliga con el Partizan: 14’6 puntos, 8’3 rebotes y 1’2 asistencias (69% en tiros de dos y 59’5% en libres). El camino de consolidación que ha emprendido Hendrix lo lleva completando Maric con un año de ventaja. Y precisamente empezó en la misma ciudad: Granada. Tras su paso el año pasado por Belgrado, estalló como un jugador dominante en la zona, cuando en la ACB no supuso más que un recambio (de calidad, eso sí) para Curtis Borchardt. Obradovic tiene ante sí un arma de doble filo: la que supone exprimir todo el potencial que se le supone al serbio-australiano o ver cómo uno de sus fichajes queda reducido a flor de un día. Muchas dudas se levantan sobre su rendimiento pese a su espectacular campaña pasada: Liga, Copa y Liga Adriática, más MVP del mes de diciembre en la Euroliga. Gran reboteador y buen pasador para su posición. En ataque no se complica las cosas y es muy hábil para anotar en segundas oportunidades. Vougioukas, otro fichaje, será su competencia como ‘5’ titular.

Omar Samhan (Zalgiris), pivot de 24 años y 2’11 de altura. Promedios en la NCAA con St. Mary’s: 21’3 puntos, 10’8 rebotes, 2’9 tapones y 1 asistencia (55% en tiros de dos y 72% en libres). Calidad no le falta y sus excelentes números en el ‘college’ así lo avalan. Queda la incertidumbre de comprobar cómo rinde en su primera campaña entre los profesionales, una vez que no logró hacerse hueco en la NBA tras haber disputado con los Mavs las ligas de verano de este año. Jugador de gran personalidad, debe apuntalar su físico (pesa 122 kilos). Lo tiene todo para hacer una gran carrera en Europa si es que no retorna a su país para competir al máximo nivel. La ACB se ha quedado sin lo que habría sido una incorporación de gran nivel. Será el rey de la zona en Kaunas.

Los casos españoles

Erazem Lorbek (Regal Barcelona), ala pívot de 26 años y 2’08 de altura. Promedios en la Euroliga: 8’6 puntos, 4’3 rebotes y 1’2 asistencias (56% en tiros de dos y 42% en triples). En un equipo en el que juegan Navarro y Mickeal (el mejor perímetro del continente), destacar al esloveno no tiene como motivo provocar. Se trata del principal argumento en la zona del campeón de Europa, un jugador capaz de hacer fácil el complicado arte de bailar en la pintura, añadiendo además cuantiosas gotas de tiro exterior. El mejor complemento interior a una plantilla con mayúsculas.

Ante Tomic (Real Madrid), pívot de 23 años y 2’17 de altura. Promedios en la Euroliga: 11 puntos, 3’5 rebotes 0’9 asistencias y 1 tapón (61% en tiros de dos y 64% en libres). La gran esperanza blanca: un ‘center’ alto y espigado fichado a mitad de la pasada campaña. Con mucho camino que recorrer en su evidente (y ahora más exigente que nunca) proyección, sobre sus hombros descansan los esquemas de Messina en cuanto al juego interior se refiere. Le falta intimidación a raudales y más contundencia a la hora de definir. Gran mano desde fuera, que no se refleja en su acierto desde la línea del tiro libre. ¿Mucha presión para tan poca experiencia?

Marcelinho Huertas (Caja Laboral), base de 27 años y 1’90 de altura. Promedios en la Euroliga: 86 puntos, 3’1 rebotes y 4’9 asistencias (49% en tiros de dos y 45% en triples). El año de la consagración del brasileño como uno de los mejores bases del continente: su excelente Mundial no hace sino apuntar en esa dirección. Ha logrado calmar la precipitación de algunas de sus decisiones sin por ello restar efectividad a las mismas. Ahora es un director de juego mucho más armado, consciente de lo que Ivanovic reclama cada segundo de encuentro. Candidato a disfrutar de muchos minutos en pista. Sin Splitter, debe dar un paso al frente y asumir más cuota de liderazgo.

Terrel McIntyre (Unicaja), base de 33 años y 1’75 de altura. Promedios en la Euroliga en las filas del Montepaschi: 12’5 puntos, 1’8 rebotes, 5’1 asistencias y 1’8 robos (49% en tiros de dos y 41% en triples). Llega a Málaga uno de los bases dominantes de Europa, con experiencia en tres Finals Fours. Su pequeño tamaño nunca ha sido impedimento para dominar los encuentros a su antojo, sea anotando (para lo que dispone de un amplio repertorio fundamentado en triples y penetraciones explosivas) o asistiendo, con la pasmosa habilidad para dividir la zona y encontrar siempre al hombre libre. Refuerzo de lujo para Aíto.

Rafa Martínez (Power Electronics Valencia), escolta de 27 años y 1’90 de altura. Promedios en la Eurocup: 10’9 puntos, 1’6 rebotes y 1’5 asistencias (71% en tiros de dos y 31% en triples). Debuta en Euroliga un jugador que por calidad debía haberlo hecho mucho antes. Con el título de la Eurocup bajo el brazo y al lado de incorporaciones como Javtokas, Augustine o Savanovic, el español seguirá ejerciendo de líder en los valencianos. Excelentes porcentajes de tiro, fruto del trabajo constante, el mismo que a punto estuvo de hacerle sitio para el Mundial. La referencia exterior (por no decir ‘total) de un equipo candidato a dar mucha guerra en la Euroliga.

Carlos Balboa dixit

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s