La dura lacra del dopaje


Dopaje: administrar fármacos o sustancias estimulantes para potenciar artificialmente el rendimiento del organismo con fines competitivos.

Ésta es la definición que la RAE nos ofrece sobre el susodicho término, ése que tanto daño provocó y provoca en el seno del deporte mundial. Hombres y mujeres que apuntaban alto en el mundo deportivo y grandes deportistas de la historia reconocieron haberse dopado o fueron reconocidos como administradores de sustancias ilegales, lo que significó una dura lacra para sus carreras.

Hay muchos y muy variados casos. Para poner en situación a los lectores repasaremos algunos de los más conocidos:

– 24 de septiembre de 1988. Es un día grande en la competición olímpica de Seúl. Se celebra la final de una de las pruebas reina del deporte del atletismo, los 100 metros lisos. Los dos grandes favoritos para alzarse con el ansiado oro son el norteamericano Carl Lewis, protagonista absoluto de la anterior olimpiada (4 oros en 100, 200, salto de longitud y relevos 4×100), y el canadiense Ben Johnson, quien llega a la gran cita tras un año en el que se ha confirmado como un serio rival para Lewis en sus aspiraciones de victoria. Se da el pistoletazo de salida. Johnson se hace con el mando de la carrera y gana el metal dorado con una superioridad manifiesta sobre el resto de los participantes. Su marca es de 9.79 segundos, la mejor de la historia hasta esta fecha. El  mundo entero queda gratamente sorprendido con la hazaña del atleta jamaicano-canadiense, que ha pulverizado todos los registros. Parece que estamos ante la confirmación patente de que hay un nuevo rey en el mundo del atletismo.

La cruda realidad haría acto de presencia tres días más tarde, el 27 de septiembre, cuando se encontraron  restos  de estanozolol, una sustancia anabolizante que aumenta el índice de masa corporal y el apetito, en la orina de Johnson, que fue descalificado de la final, desposeído de todos sus récords y sancionado por tres años. La carrera del velocista que engañó a todo el planeta y a sí mismo ya nunca volvería a rozar siquiera la gloria. Tras un regreso sin demasiado ruido, reincidió y fue sancionado de por vida en 1993. Aunque consiguió apelar la sentencia y volver a las pistas, BJ cayó de nuevo en el abismo del dopaje en 1999, esta vez por uso de hidroclorotiazida, una sustancia enmascaradora. Lo peor de todo es que varios de sus compañeros de quinta, como el propio Carl Lewis o el oro olímpico en 100 metros en Barcelona 92 Linford Christie, también dieron positivo en varios controles antidoping. Éste es quizá el primer caso mediático de dopaje de la historia.

25 de junio de 1994. Mundial de fútbol de Estados Unidos. Cae uno de los grandes ídolos deportivos del planeta. Se confirma la noticia de que Diego Armando Maradona, uno de los mejores futbolistas de la historia y capitán de la selección argentina, ha dado positivo en el control antidopaje celebrado tras el partido de la fase de grupos que ha enfrentado a Argentina contra Nigeria. En los análisis realizados se han encontrado hasta 5 sustancias ilegales. Ha caído un mito.

Maradona fue visto a partir de entonces desde otra perspectiva. El autor del “gol del siglo” o de “la mano de Dios” tuvo sucesivos problemas con las drogas en los años que siguieron a su caída en desgracia. Su adicción a la cocaína y a otras sustancias le ocasionaron graves problemas de salud, que acabó solucionando años después. Aun así, su imagen quedó gravemente dañada a ojos de la opinión pública.

-Giro de Italia 1999. El ciclista italiano Marco Pantani, ídolo para muchos y ganador del Giro de Italia  y el Tour de Francia en1998, es descalificado de la gran vuelta italiana por haberse dado en su sangre unos altos niveles de hematocrito (porcentaje ocupado por glóbulos rojos del volumen total de la sangre), lo que posiblemente signifique que el “Pirata” ha utilizado la famosa sustancia EPO para mejorar su rendimiento.

A pesar del duro golpe que supuso esta condena para el italiano, su popularidad quedó intacta, aunque puede decirse que su carrera profesional acabó ahí. Su muerte el 14 de febrero de 2004 todavía sigue siendo un misterio, ya que no se sabe si fue por causas naturales o por suicidio. Muchos le admiran aún hoy en día, ya que su espectáculo sobre la bici era brutal.

Éstos son solo algunos casos en los que se vieron involucrados deportistas de élite, pero la lista de grandes nombres del deporte pasado y actual sobre la que se ha cernido la sombra del dopaje es gigantesca: André Agassi, Marion Jones, Martina Hingis, Lance Armstrong, Alberto Contador, Marta Domínguez y así un largo etcétera, llevándose la palma el ciclismo y el atletismo como deportes en los que se ha descubierto un mayor número de casos.

La reciente operación contra el dopaje en el deporte llevada a cabo en España (Operación Galgo) hace que este tema, por si el caso Contador no lo había reavivado suficiente, vuelva a estar de rabiosa actualidad. Esto nos hace reflexionar a todos sobre la credibilidad de los éxitos deportivos cosechados por propios y ajenos. ¿Hacemos bien creyendo que todos los triunfos son verdaderos, que todos los récords son reales, que los grandes dominadores del deporte mundial lo son por méritos propios? Ésa es una pregunta  a la que nunca podremos responder. La sospecha del dopaje siempre estará ahí, y la liebre puede saltar en el momento más inoportuno y contra la persona más insospechada. Solo podemos pedir efectividad en la búsqueda de la panacea, la limpieza del deporte. Y eso parece que se está empezando a conseguir. Algo es algo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s