Recordando Barcelona 92: la elección, la preparación y la ceremonia de inauguración


A la ville du … ¡Barcelona!

En julio de 1980 un político y empresario español de dilatada trayectoria, que amaba el deporte y que se encontraba muy vinculado a él, se convirtió en presidente del Comité Olímpico Internacional (COI). Su nombre era Juan Antonio Samaranch y él sería uno de los principales culpables de que algo comenzara a cambiar en el deporte español a partir de la década de los 80 del siglo XX. Los deportistas españoles comenzaron a realizar un buen papel en las mejores competiciones deportivas del planeta, preparando su definitiva migración del ostracismo a la primera plana deportiva, que tendría lugar en los 90. Si hay un acontecimiento decisivo para explicar el ascenso imparable del deporte español al estrellato, ése es la celebración de los Juegos Olímpicos en Barcelona.

Juan Antonio Samaranch

Aquella cita olímpica se convirtió automáticamente en una de las mejores de la historia y su celebración en España no hubiera sido posible sin la inestimable ayuda de Samaranch desde el sillón presidencial del COI. Fue Narcís Serra, por entonces alcalde de Barcelona, quien tuvo la idea de presentar la candidatura olímpica de la Ciudad Condal, que ya había intentado sin éxito albergar los Juegos de 1924, 1936 y 1940 (no celebrados debido a la II Guerra Mundial). En mayo de 1981 se hizo oficial que la ciudad española competiría por albergar los Juegos de la 25º Olimpiada en 1992. A partir de entonces, comenzaron 5 años de trabajo intenso para lograr el cumplimiento del sueño olímpico de toda una ciudad y de todo un país. Pasqual Maragall, sustituto de Serra en la alcaldía de Barcelona, fue el gran instigador de la candidatura, que contó con un importante apoyo social y político (tanto por parte de la Generalitat catalana, presidida por Jordi Pujol, como por parte del Gobierno central español, comandado por Felipe González). Un clima de consenso que sería muy beneficioso para la candidatura de Barcelona.

Al fin, llegó el día de la elección de la sede olímpica del 92. Fue un 17 de octubre de 1986, en el marco de la 91ª sesión del COI en la ciudad suiza de Lausanne. Sólo una de las ciudades candidatas (Barcelona, París, Belgrado, Brisbane, Birmingham y Amsterdam) se llevaría el premio gordo. Tras horas de deliberación entre los integrantes de la máxima institución olímpica, su presidente dio a conocer el nombre de la ciudad que albergaría los Juegos Olímpicos dentro de seis años.

Portada de “El Mundo Deportivo” tras la elección de Barcelona como sede olímpica de 1992 (18 de octubre de 1986)

 

Jordi Pujol, Pasqual Maragall y Narcís Serra (de izquierda a derecha) celebran la consecución de los Juegos del 92 para Barcelona

 

Barcelona prepara sus Juegos

Barcelona había hecho realidad su sueño. Todos celebraron con algarabía el triunfo del proyecto olímpico catalán y español. Ahora tocaba una buena dosis de trabajo y de cooperación mutua para que todo saliera a la perfección en 1992. Se construyeron las sedes olímpicas (buena parte de ellas ya existían, como el Estadio Olímpico de Montjüic o las piscinas Picornell), entre las que destacó el imponente Palau Sant Jordi.

El Anillo Olímpico

 

El Olímpico de Badalona, escenario del baloncesto

 

El Puerto Olímpico de Barcelona

 

Barcelona se transformó completamente, dejando de lado su tradicional aire industrial para abrirse al mar y ganar en modernidad; se preparó un dispositivo de seguridad adecuado a la entidad del evento olímpico y, cómo no, se diseñó una imagen gráfica acorde a unos Juegos mediterráneos, multiculturales y globales. Fue el conocido diseñador español Javier Mariscal quien dio forma a la mascota de la cita olímpica barcelonesa. Se trató de un simpático perro llamado Cobi, que pronto conquistó al público español y mundial como en su día lo hizo el inolvidable Naranjito (mascota del Mundial de fútbol de España ’82).

Logo oficial de Barcelona ’92

 

Cobi, la mascota de Barcelona ’92

 

La banda sonora de los Juegos de Barcelona corrió a cargo de grandes artistas. El malogrado Freddie Mercury, cantante de Queen, y la soprano española Montserrat Caballé interpretaron la canción oficial de la cita olímpica, Barcelona. La otra canción que hizo fácilmente identificable a estos Juegos fue Amigos para siempre , cantada por la intérprete de musicales Sarah Brightman y por el tenor español José Carreras. El grupo Los Manolos, vinculado a la rumba catalana, también hizo una versión de este último tema.

Llegó el 92 y con él la venida de Barcelona y sus Juegos. Pocos meses antes del inicio del gran acontecimiento, la antorcha olímpica comenzó su recorrido por todo el mundo en dirección a la Ciudad Condal. Así fue su paso por la localidad catalana de Montcada i Reixac.

Una ceremonia de inauguración inolvidable

El 25 de julio era el día señalado para el inicio oficial de Barcelona ’92 (fútbol mediante). Se había trabajado duro para asombrar al mundo en la ceremonia de inauguración de, curiosamente, la 25ª edición de los Juegos Olímpicos. El espectáculo no dejó indiferente a nadie, mezclando lo catalán con lo español de una manera sublime y con uno de los encendidos de la llama olímpica más originales y recordados de la historia. El Príncipe Felipe, que compitió en vela en Barcelona, ejerció de flamante abanderado de un equipo español que daría muchas alegrías al país durante los días sucesivos. La música y la danza fueron los componentes fundamentales de una inauguración olímpica para la historia.

En Muchodeportivo hemos rescatado íntegro aquél mágico momento de Barcelona ’92, con la inestimable ayuda de YouTube.

Portada de “El Mundo Deportivo” el 26 de julio de 1992

 

Inicio de la ceremonia de inauguración de Barcelona ’92

 

Segmento de la ceremonia de inauguración de Barcelona ’92 dedicado al mar Mediterráneo

 

El Príncipe Felipe encabezando la delegación española en el desfile de la inauguración de Barcelona ’92

 

El encendido del pebetero olímpico de Barcelona ’92

 

La ceremonia de inauguración de Barcelona ’92 vista desde las tribunas de prensa

Comenzaban así 15 días en los que Barcelona sería el centro del universo. El deporte español se haría mayor, el Dream Team se convertiría en el mejor equipo de baloncesto habido y por haber, Vitaly Scherbo sería la gran estrella de los Juegos, Gail Devers y Derek Redmond darían al mundo toda una lección de superación y de valores, etc. Todo eso lo repasaremos aquí, en Recordando Barcelona 92.

FOTOS: El Blog d’en Jaume Satorra, Hemeroteca El Mundo Deportivo, El Periódico, Urbanity, Panageos, Hoteles en Barcelona, Historia de la Educación Física, Estudio Mariscal, Fundació Barcelona Olímpica, El Blog Líquido y El País.

VÍDEOS: YouTube.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s