El Sanedrín de Muchodeportivo: semifinales de Champions League


La nueva entrega de nuestro particular Sanedrín nos traslada a la máxima competición europea de clubes en fútbol: la Champions League. Sus semifinales comienzan a disputarse a partir de este 22 de abril y muchos dicen (con bastante acierto a mi juicio) que son las más potentes de los últimos años. Cuatro equipos, cuatro estilos de juego y mentalidades diversas, tres países (Alemania, España e Inglaterra) y una final como premio. Antes de que el balón eche a rodar, es tiempo de opinión y análisis con las mejores firmas en Muchodeportivo. Ojalá al final de los partidos de vuelta foráneos podamos celebrar una final española en la mejor competición de clubes del mundo. Un acontecimiento que no se produce desde hace catorce lejanos años.

Semis Champions

El autor

Ya llega una penúltima ronda de la siempre apasionante Liga de Campeones que se presenta con un nivel de muchos quilates. Concurren el mejor equipo de la historia de la competición (Real Madrid), el vigente campeón y siempre temible rival (Bayern de Múnich), el que tantas veces sufrió en el torneo continental aquello de la cal y la arena (Chelsea) y una Cenicienta con muy pocas ganas de que el reloj marque las doce (Atlético de Madrid).

La suerte sonrió más a los colchoneros que a sus paisanos de Concha Espina, esquivando a un Bayern que evitó la orejona rojiblanca en el 74 para encontrarse con un Chelsea venido a menos, pero todavía elitista. La campanada del Atleti no es descartable; para ello habrá que superar a un conjunto rocoso en defensa y con un buen ramillete de opciones en ataque. La contienda está asegurada tanto en el campo como en el área táctica, donde José Mourinho y Diego Pablo Simeone dirimirán una partida de ajedrez en la que las buenas decisiones y los errores se pagarán con celeridad.

Suerte que el Cholo tendrá a su disposición a dos futbolistas de los que casi siempre se puede esperar lo mejor, expertos en desequilibrar balanzas: Thibaut Courtois en la portería y Diego Costa en la delantera. Sin menospreciar a gladiadores como Godín, Gabi, Koke o Arda Turan, verdaderos cum laude y ejemplos de superación ante oportunidades como ésta. En Londres tampoco se quedan cortos: Hazard, Eto’o, Cech, Azpilicueta, el sempiterno Lampard… Eliminatoria de las que merece la pena seguir y con muchas incertidumbres por resolver.

Las mismas dudas en cuanto al resultado final genera el duelo que mantendrán Real Madrid y Bayern de Múnich. Ambos conjuntos llegan a este compromiso europeo con un título bajo el zurrón (la Copa del Rey para los blancos; la Bundesliga para los bávaros) y los ánimos en plena ebullición. Josep Guardiola visitará el Bernabéu tal y como lo hizo en épocas pasadas: con el elogio para los suyos en boca de todos y la suculenta posibilidad de hacerse con el que sería el segundo triplete de su carrera en los banquillos. El fútbol sonríe más a los alemanes que a unos madrileños amantes del vigor y la centella frente a la pausa y el sosiego germanos, pero todo puede suceder.

Sobre todo si un tal Cristiano Ronaldo se presenta a un encuentro de ida que tiene visos de ser fundamental para las aspiraciones de final lisboeta de Carlo Ancelotti y su plantilla. Alemania es un destino poco adecuado para las urgencias; prolijo, eso sí, en victorias pírricas. Bien lo saben los portadores de la zamarra blanca por experiencia reciente. ¿Habrán aprendido la lección? ¿Conseguirá el Madrid por fin réditos aceptables ante un desafío de enjundia (Copa aparte)? Los Robben, Neuer, Müller y compañía serán perfectos conejillos de Indias para comprobarlo.

Rubén Uría (Eurosport, Cope, Estudio Estadio)

Bayern-R.Madrid. El ogro bávaro, favorito. Prueba de fuego para Ancelotti y su futuro, también para el proyecto de Florentino. Cuatro semifinales siendo eliminado sería inasumible para un equipo de ese potencial económico. Test vital para Guardiola: en su primera temporada, debe demostrar que es capaz de meter al equipo en la final y aspirar a repetir éxito en Champions. Eso no sucede desde que lo hiciera el Milan de Berlusconi. Duelo por las alas: Cristiano & Bale vs. Ribery & Robben.

Atlético-Chelsea. Moneda al aire. Duelo de inteligencias: Mourinho, que colecciona títulos y conflictos, con Simeone, el milagro que heredó un equipo a cuatro puntos del descenso y lo tiene a tres de ganar la Champions. Atlético y Chelsea son almas gemelas en lo táctico: repliegue, presión y contragolpe. Morbo en porterías: Courtois frente a Cech, presente y futuro contra pasado y presente. Morbo en la delantera: Costa (deseado por los hinchas del Chelsea) ante Torres (idolatrado por los hinchas del Atlético). Eliminatoria muy equilibrada.

Sixto Miguel Serrano (Canal Plus)

El Atlético de Madrid-Chelsea será muy equilibrado, con pocos  goles y mucho tacticismo. Son dos equipos parecidos: orden táctico, estrategia, firmeza defensiva, solidaridad, esfuerzo,  intensidad, carácter competitivo. El Atlético está un punto por encima del Chelsea. Y tiene ventaja en los banquillos: Simeone (y Burgos, fundamental) es mejor entrenador que Mourinho. El mensaje del argentino cala en sus jugadores; el del portugués (ya le pasó en su última temporada en el Real Madrid) no llega tan nítido como antes. Yo dije en septiembre, en la retransmisión del Atlético-Zenit en Canal+ Liga de Campeones, que el Atlético es el mejor EQUIPO (con mayúsculas, bloque granítico bien trabajado) de Europa. Le veo en la final, aunque pase por penaltis. Eso sí, cuidado con Fernando Torres, que podría romper el sueño de su equipo del corazón. Estas cosas pasan.

En el Real Madrid-Bayern Munich mi favorito es el equipo blanco, siempre y cuando Carlo Ancelotti dibuje un 4-4-1-1, con atención especial a cerrar las bandas. El Bayern mueve el balón muy lentamente por dentro y eso facilita el repliegue defensivo del rival. Los alemanes siguen viviendo de la velocidad, verticalidad y explosividad de sus extremos, Arjen Robben y Franck Ribery. Los laterales del Real Madrid deben recibir ayudas permanentes de sus extremos (Di María y Bale, en mi once, con Isco de media punta y Cristiano Ronaldo arriba; Benzema,  en el banquillo, por supuesto). Con ese dibujo y con la implicación máxima de TODOS sus jugadores en el trabajo defensivo, el Real Madrid estará en la final.

Pablo García Cuervo (Box to Box Sport)

Atraviesa el Atlético de Madrid por una de esas etapas mágicas y brillantes que con el tiempo recogerán los libros de historia. Haga lo que haga, Simeone ya ha ganado, aunque su espíritu insaciable e inconformista no se va a quedar en una bonita aspiración. El equipo quiere más y va a por más. Se sabe fuerte, se siente en su justo momento, en su hora y en su tiempo. Rechaza el miedo a perder y asume con valentía los retos más extravagantes. La eliminatoria contra el Chelsea es de pronóstico abierto. No existe un favorito claro y dudo que el factor campo pueda tener, a priori, una incidencia decisiva.

Mientras, el Real Madrid afronta reforzado una semifinal en la que no es favorito. Aquí, la vuelta en Múnich sí puede resultar determinante. De todas las combinaciones posibles en el bombo semifinalista, a Ancelotti le cayó la peor. Por cuarto año seguido, el Real Madrid llega a las puestas del partido definitivo. Con la salida de Mourinho, el club justificó sus incursiones en Champions como un éxito. Dejó al Real Madrid donde debía. Así pues, una eventual eliminación a manos de Guardiola, tampoco debería tener en esta oportunidad tintes apocalípticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s