Adeu, Tito


Valoremos lo que tenemos, disfrutemos de todos los que nos rodean el máximo tiempo posible y sobre todo seamos felices.

Él valoró su paso por el Barça tanto que tras vestir su zamarra como jugador decidió probar suerte allí como entrenador de la cantera. Tras ser uno de los primeros técnicos de un tal Leo Messi, se fue a empaparse de la Segunda B para volver a los campos aledaños al Miniestadi de la mano de su gran amigo Pep.

Ambos disfrutaron enormemente de todo y de todos. Juntos vivieron el ascenso del Barça B, las Champions, las Ligas y las Copas de los mayores (más Supercopas y Mundialitos) y sobre todo la sonrisa de satisfacción del amigo que tenían enfrente.

Cuando Guardiola se fue, él tomó las riendas con determinación, pero también con humildad. Su Liga, la de los 100 puntos, la de los goles en todas y cada una de las 38 jornadas, queda para el recuerdo.

Y él fue muy feliz, tanto en la salud como en una enfermedad que para nada le arrebató las ganas de vivir. Adeu, Tito, descansa en paz.

20140425-190652.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s