Lo mejor de mi etapa en Marca.com: doble talento español al servicio de 10 Copas de Europa


El baloncesto español no sólo traspasa fronteras a nivel de jugadores. Cada vez son más los entrenadores de nuestro país que deciden hacer las maletas para probar suerte en los banquillos del extranjero. Éste es el caso de Josep María Berrocal y Josep María Izquierdo, emigrantes para formar parte de Panathinaikos y Fenerbahçe respectivamente. Allí están a las órdenes nada más y nada menos que de 10 Copas de Europa, las que suman Dusko Ivanovic y Zeljko Obradovic.

Berrocal, que se estrenará en el banquilo ateniense, ya coincidió con Ivanovic durante sus años en el Barça y reconoce que su llamada «me hizo mucha ilusión«, ya que es un entrenador por el que «siempre me sentí respetado». «Supongo que me habrá elegido porque quiere gente de confianza a su lado y porque busca a alguien que le aporte cosas nuevas, diferentes. Conoce mis virtudes y sabe que ya he tenido experiencias como primer entrenador», declara a MARCA.COM. Para su nuevo ayudante, Dusko es un hombre «muy exigente, con las ideas claras y cuyos equipos son duros, fuertes e intensos«.

El técnico catalán afirma convencido que el cargo de entrenador asistente «es muy importante en la relación con los jugadores y también en el trato con los jóvenes». Sabe que con Panathinaikos el objetivo no puede ser otro que «estar arriba del todo», algo facilitado por las estrecheces económicas de la liga griega. No obstante, Berrocal advierte que «hay una gran rivalidad entre los clubes» y que «la liga continúa siendo buena, porque siguen trayendo muchos americanos». Poco le importa su condición de emigrante y prevé una adaptación sencilla: «La gente griega es muy extrovertida, amable y cercana. Me da la sensación de que será un país donde estar a gusto».

Foto: web Josep María Berrocal

Foto: web Josep María Berrocal

El descanso del guerrero

 
El otro Josep María, en este caso Izquierdo, recarga las pilas tras un curso excitante en el Fenerbahçe turco junto a toda una leyenda de los banquillos: Zeljko Obradovic. Aunque desde fuera adquiera un tono agridulce, Izquierdo considera «correcta» la temporada de su club, recalcando que «no se puede hacer un equipo de la noche a la mañana», más con jugadores y cuerpo técnico de nueva factura.

El técnico badalonés, buen amigo de Berrocal, atribuye el sonado bajón de los turcos en la Euroliga a «la superioridad de equipos como Barcelona, Real Madrid, Maccabi o CSKA« y a «lesiones en momentos puntuales de la temporada que hicieron que bajase algo nuestro nivel». Izquierdo nunca vio a Zeljko superado por la situación y si algo ha aprendido de su maestro serbio es que «el nivel de exigencia siempre tiene que ser máximo».

Cuestionado sobre si a Obradovic le vale un ‘no’ por respuesta, su asistente admite que el debate siempre es bienvenido, pero con «argumentos». «No es muy difícil decirle que no, una cosa es la imagen que se tiene de él y otra cómo es realmente», afirma un Izquierdo que sólo piensa en continuar con Zeljko «algunos años». «Me trata, me exige, me cuida y me quiere al máximo. Me siento muy valorado». He aquí dos caras de la misma moneda, un gremio de entrenadores españoles cada vez más internacionalizado.

Publicado en Marca.com el 4 de agosto de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s