Alba Torrens: “Quizá no hemos sido la mejor selección en estos últimos años, pero sí uno de los mejores equipos”


La internacional española (Binissalem, 1989) atendió a MARCA Plus antes del EuroBasket femenino (11-28 de junio) para charlar sobre los retos de la selección en el campeonato, su trayectoria en el mundo del baloncesto y sus planes de futuro. Risueña y bondadosa, Torrens deja a las claras que su jerarquía en las canchas también presenta reválida fuera de ellas con un liderazgo generoso y humano.

¿Cómo ve a la selección femenina de cara al próximo EuroBasket de Hungría y Rumanía?

Después de dos años muy buenos, consiguiendo el oro en el Europeo y la plata en el Mundial, hemos vuelto a empezar de cero con un nuevo reto. Eso sí: con las mismas ganas e ilusión. De los partidos de preparación sacamos cosas positivas y a la vez autocrítica en aspectos que podemos mejorar para intentar llegar a tope al primer partido del campeonato, que es lo importante. Es un campeonato muy difícil e igualado, en el que sabemos que el único camino es no pensar de dónde venimos, ir paso a paso y sin mirar más allá que los partidos de la primera fase.

El seleccionador nacional, Lucas Mondelo, sigue a los mandos tras ganar su tercer título consecutivo en China. ¿También le ve preparado para triunfar por tercer año consecutivo con España?

Lo que ha conseguido Lucas en China es impresionante. No sé si algún otro entrenador lo ha conseguido o lo conseguirá. Lucas es un gran técnico, lo lleva demostrando muchos años. Una de las cosas que me gusta de él es la capacidad para sacar el máximo de sus equipos.

¿Cuáles cree que serán las principales rivales de España en la lucha por el título continental?

El nivel de este Europeo es muy alto. Casi todas las selecciones van con todas sus estrellas y se han reforzado. Destacaría a Francia, Turquía y Serbia, pero podría nombrar más selecciones porque creo que éste es uno de los campeonatos más igualados de los últimos años. Además, existe el estímulo añadido de las plazas para los Juegos Olímpicos de Río.

¿Qué tiene que hacer España para ser campeona o subcampeona de Europa?

Es un reto muy difícil. Para conseguirlo, debemos estar al máximo nivel y pensar solo en el primer partido contra Lituania. Será un campeonato muy exigente.

¿Considerarían un fracaso no conseguir plaza directa o posibilidad de clasificación para Río 2016?

Nosotras intentaremos responder dando el cien por cien en cada momento, solucionar los problemas que se vayan planteando y competir a nuestro máximo nivel. Al final, el resultado que obtengamos será una consecuencia de lo anterior, no un fin en sí mismo. Calificarlo de éxito o fracaso lo podremos hacer cuando acabe el campeonato, valorando de qué manera hemos competido.

El equipo está muy compensado, con buena mezcla entre veteranas y jóvenes promesas. ¿El relevo generacional está garantizado?

Se está trabajando muy bien desde la base. El trabajo de la FEB y de los clubes en categorías inferiores está siendo muy bueno y los resultados lo demuestran en los campeonatos de nivel europeo y mundial. En los últimos años nos hemos ido incorporando jugadoras jóvenes a la selección absoluta, y jugar con veteranas que tienen mucha experiencia es algo positivo para aprender tanto dentro como fuera de la pista. Ahora queremos seguir trabajando para intentar conseguir los nuevos objetivos.

Todos la catalogan como la referencia de la selección. ¿Alba Torrens se siente el Juan Carlos Navarro de las chicas?

(Risas) No. Yo creo que el baloncesto es un trabajo de equipo. Los premios individuales nunca llegarían si no tuvieras el trabajo de un colectivo detrás. Él éxito de esta selección reside en el equipo. En estos últimos años, quizá no hemos sido la mejor selección, pero sí hemos demostrado ser uno de los mejores equipos.

¿Cuál es su objetivo personal de cara al torneo?

Mi objetivo personal es el objetivo del equipo. Trabajar e ir partido a partido. Y siempre intentar dar el máximo.

TRAYECTORIA Y RETOS POR CUMPLIR

 
¿Cómo fueron sus comienzos en el mundo del baloncesto?

Cuando era pequeña me gustaba jugar a cualquier cosa que fuera con una pelota (de fútbol, de tenis, de basket), pero lo que más me gustaba era el fútbol, como a mi padre. Jugué un año en la escuela de fútbol, pero me convencieron para que jugara a baloncesto cuando tenía siete años. Como no entendía mucho el juego, mi primera canasta fue en un aro contrario… Así comencé a jugar. Primero en el Basket Inca durante cinco años y de ahí pasé al Sant Josep en Mallorca.

Después dio el salto al extinto Siglo XXI, antaño uno de los puntales de referencia del baloncesto de formación español. ¿Qué destacaría del primer gran paso de su carrera deportiva?

Fue la primera gran decisión. Una oportunidad y una manera de decidir si quería seguir progresando en el mundo del baloncesto de una manera más “profesional”, pero a la vez dando muchísima importancia a los estudios, que por supuesto la tenían. En el Siglo XXI tuve la oportunidad de entrenar a un gran nivel dos veces al día, mejorar como jugadora y seguir con los estudios.

No dudé mucho cuando tomé la decisión. La parte más dura era que con 14 años dejabas de una manera u otra a tu familia y a tus amigos, pero ellos me apoyaron en todo momento. Mis padres venían a menudo a visitarme, fue muy importante tener su apoyo en todo momento. Fueron tres años en los que crecí como jugadora y como persona.

El Celta de Vigo se fijó en usted y le dio la oportunidad de convertirse en jugadora profesional. ¿Qué recuerda de su estancia en tierras gallegas?

Son muchos y buenos los recuerdos que tengo. Cuando estás en un club profesional, los objetivos del equipo se convierten en tus objetivos, aunque en ese momento en Vigo me “cuidaron” para seguir creciendo como jugadora. Otra de mis prioridades era acabar Segundo de Bachillerato y la Selectividad. En algún momento era duro combinarlo todo, pero es verdad que desde el club siempre me ayudaron. Fueron tres años fundamentales en mi carrera, muy buenos en todos los sentidos.

Su rendimiento no pasó desapercibido en la Federación Española de Baloncesto y debutó con la selección femenina absoluta en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Vaya machada.

Fue un sueño. La primera convocatoria de la absoluta y acudir a los Juegos Olímpicos de Pekín fue el sueño de cualquier deportista hecho realidad. Ahora tengo otro sueño: poder volver a estar en una Villa Olímpica.

17607426543_56edcac020_o

El fichaje por un gran club estaba al caer y el elegido fue Perfumerías Avenida. Durante su estancia en el club salmantino, ganó prácticamente todo lo ganable en el ámbito del baloncesto femenino y se consagró en la élite. ¿Cómo lo vivió Alba Torrens desde dentro?

La de Salamanca fue una experiencia extraordinaria. Los objetivos del club eran ambiciosos tanto en Liga como en Euroliga. Creo que hay que destacar el gran trabajo del club por estar arriba durante muchos años de dedicación. También la manera en que la ciudad y la afición se vuelcan con el equipo. La segunda temporada en Salamanca fue increíble, consiguiendo un título tan difícil como la Euroliga y después el título de Liga. Recuerdo con especial cariño ver la Plaza Mayor de la ciudad llena el día que llegamos con la Euroliga.

Ya era toda una estrella a nivel europeo y mundial, así que decidió hacer el petate y aceptar la oferta del todopoderoso Galatasaray turco. Una experiencia idílica salvo por la lesión de rodilla que sufrió en su primer año lejos de nuestras fronteras. Usted misma la ha catalogado como uno de los momentos más duros de su carrera.

Fue un momento difícil y el proceso de rehabilitación fue duro, pero las ganas de volver a pisar la pista me daban fuerza para seguir trabajando cada día. No quería pensarlo, y no fue a menudo, pero en algún momento tuve dudas de si podría volver a jugar al mismo nivel. Galatasaray me ofrecía un proyecto para luchar por la Euroliga junto a la mejor jugadora del mundo, Diana Taurasi, y un proyecto increíble. La adaptación fue muy buena, el club y mis compañeras de equipo fueron los culpables de que todo fuera más fácil. Estambul es una ciudad maravillosa.

¿Notó mucho el salto de la liga española a las más potentes del extranjero, como son Turquía y Rusia?

Ahora mismo, la liga turca y la liga rusa son competiciones de un grandísimo nivel en Europa. He tenido un proceso de adaptación en ambas y un reto de seguir mejorando jugando con y contra grandes jugadoras.

17586408363_b3c7cdb8c7_o

Precisamente después de despuntar en Turquía, emigró a otro proyecto deslumbrante: el del Ekaterimburgo ruso. ¿Cuáles son sus sensaciones en su actual club?

Estar en uno de los mejores equipos de Europa y en un club tan profesional, donde solo te tienes q preocupar de jugar, es un privilegio. Jugar con estrellas mundiales como de nuevo Diana Taurasi es una oportunidad que intento aprovechar cada día, buscando dar mi máximo al equipo para conseguir los objetivos marcados. La próxima temporada vuelve a ser muy ambiciosa, queriendo luchar por el título de liga rusa y el título de Euroliga. Sabemos lo difícil que es, pero tenemos la máxima ambición y ganas por conseguirlo.

En la pasada Final Four de Praga coincidieron cuatro jugadoras españolas: Laia Palau, Silvia Domínguez, Astou Ndour y usted. ¿Estamos ante el mejor momento histórico del baloncesto femenino español también a nivel de clubes?

Que haya cuatro representantes españolas en los cuatro equipos de la Final Four de la Euroliga demuestra un detalle más del buen nivel del baloncesto femenino español. Sin embargo, no tengo el mejor recuerdo de esta edición, ya que nuestro objetivo con el Ekaterimburgo era conseguir el título y no fue así. Es una motivación más para el año que viene volver a trabajar y luchar por la Euroliga. Son muchas las jugadoras españolas en diferentes ligas y grandes equipos de Europa demostrando un buen nivel, lo que es algo positivo.

Después de haberlo logrado prácticamente todo en Europa, ¿para cuándo el reto de la WNBA?

La WNBA es una competición magnífica para cualquier jugadora, pero cada verano está también la selección y por suerte siempre aspiramos a grandes objetivos. Es difícil compaginar ambas actividades. Mi prioridad es la selección, aunque espero poder vivir la experiencia de estar en la mejor liga femenina del mundo algún día.

Ha sido designada mejor jugadora de Europa en dos ocasiones durante su trayectoria. ¿Alba Torrens se siente realmente la mejor del continente?

No. He tenido la suerte de jugar en buenos equipos y con muy buenas jugadoras, lo que me ha hecho mejor. Intento dar siempre el máximo en el equipo en el que estoy y trabajar día a día para seguir mejorando. Creo que los premios individuales son un triunfo más del equipo.

17601603981_43179cf433_o

ASÍ VE ALBA TORRENS A SUS COMPAÑERAS DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

 
Laia Palau: liderazgo
Silvia Domínguez: consistencia
Nuria Martínez: constancia
Marta Xargay: efectividad
Anna Cruz: hace fácil lo difícil
Leticia Romero: talento
Lucila Pascua: veteranía
Laura Gil: dureza
Laura Nicholls: intuición
Laura Herrera: inteligencia
Astou Ndour: valentía y fuerza

Este artículo fue publicado en el número 22 de la revista MARCA Plus

FOTOS: FEB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s