José Manuel Calderón: “España tiene más que cubierto el puesto de base para el EuroBasket”


El jugador extremeño (Villanueva de la Serena, 1981) atendió a MARCA Plus desde su Campus en Badajoz para repasar la actualidad de la selección española de baloncesto y de los New York Knicks de la NBA, además del resto de su trayectoria. La lesión que le impedirá viajar a Alemania y Francia es el mayor acicate posible para intentar retomar la batuta de España tanto en los Juegos Olímpicos de Río 2016 como en un hipotético Preolímpico.

Ha sido campeón mundial y europeo, además de subcampeón olímpico, con España. ¿Cuál de estas hazañas es más especial para usted?

Todas son especiales. Quizá el Mundial fue más importante porque cambió un poco todo en el baloncesto español y en nuestro deporte.

¿Qué le ha parecido el regreso de Sergio Scariolo al banquillo de la selección?

Muy bien. Tengo muy buena relación con Sergio, es un muy buen entrenador y estoy contento de que se le haya elegido a él. La verdad es que hubiéramos apoyado a cualquiera que hubiera estado en el banquillo.

Como experto en la materia, ¿cuál es su valoración de los bases que aparecen en la convocatoria del combinado nacional?

Creo que tenemos más que cubierto el puesto. Tenemos muy buenos jugadores y creo que lo harán bien. Tanto los dos Sergios como el tercero que entre estarán a tope.

¿Ve al equipo capacitado para repetir podio continental o incluso para llevarse el oro?

Sí, por supuesto que sí.

15015820960_0ae1b8b361_o

¿Cuáles cree que serán nuestros máximos rivales en el EuroBasket?

A priori, Francia es el principal rival. Encima juega en casa la fase final. Luego estarán Serbia, Croacia, Italia (que va con todos los NBA). Estoy seguro de que va a ser un campeonato interesante.

La primera fase del torneo promete emociones fuertes: Alemania, Turquía, Italia, Serbia e Islandia. Ya que en los últimos campeonatos de Europa se ha ido de menos a más, ¿le parecería conveniente que España empezase el torneo mostrando todas sus cartas?

El primer partido es contra Serbia, así que no hay margen para ir entrando en la competición. Hay que ganar desde el día uno.

Después de la decepción mundialista de 2014, ¿le fastidia más no poder jugar con España este verano?

Sí, siempre me fastidia mucho fallar, más cuando encima no puedo ir por una lesión, que es lo que peor lleva un deportista. No puedes hacer lo que más te gusta, que es jugar, y es una cita muy importante, clasificatoria para los Juegos Olímpicos del año que viene. Espero recuperarme bien y que el equipo se clasifique para poder ponerle las cosas más complicadas a Sergio (Scariolo) para la lista del año siguiente.

Aunque aún falta lo suyo, ¿se apuntaría al Preolímpico en el caso de que España tuviese que disputarlo?

Por supuesto. Ojalá nos clasifiquemos, ojalá sea directamente y, si esto (la lesión) no lo impide, tendré que estar allí y hacer lo que se pueda para estar en los Juegos.

Vamos, que con billete sacado este verano o el próximo, le gustaría disputar el que sería su cuarto torneo olímpico en Río.

Sí, por supuesto. Más que nada, porque eso significaría que no tengo ninguna lesión, que la temporada y todo va bien y que Sergio (Scariolo) vuelve a contar otra vez con los que estemos a tope.

DE EXTREMADURA A LA NBA PASANDO POR VITORIA

 
¿Cuál es su primer recuerdo relacionado con el baloncesto?

Jugar en el equipo de Villanueva de la Serena (Doncel CP La Serena), ir a ver entrenamientos y esas cosas.

El Baskonia llamó a su puerta y decidió marcharse a Vitoria sin dudarlo. ¿Qué le hizo estar tan seguro de que tomaba la decisión correcta?

Lo hice sin dudar porque tenía 13 años y entonces eres inconsciente. Realmente no es que tengas mucho que pensar (risas). Mis padres me dejaron ir y ellos fueron los que creyeron que podía ser una buena oportunidad. He tenido la suerte de que luego todo ha salido bien.

Antes de asentarse en la capital alavesa, jugó cedido dos temporadas en Alicante y una en Fuenlabrada. ¿Fue más fácil aclimatarse a la ACB comenzando su carrera profesional en equipos humildes?

Fue perfecto para mí. Era joven, quería jugar minutos y no estar en el banquillo en un equipo más grande. A día de hoy, ha salido todo bien y estoy muy contento de la ruta que tomé en aquel momento y creo que jugar a esas edades (18-21) siempre es importante.

En el TAU ganó una Copa del Rey (2004), pero también le tocó vivir momentos dolorosos, como fueron las derrotas en la final de la Euroliga y de la ACB en 2005. ¿Qué les faltó para hacerse con ambos títulos?

Éramos un equipo bastante joven y todavía inexperto en muchas situaciones. Si nos hubiéramos quedado juntos más años, podríamos haber hecho muchas más cosas. Todos empezamos a irnos a la NBA y, al final, creo que no se consiguieron más cosas por eso.

15138828231_b9f6bc3ac9_o

Después, se convirtió en el cuarto español en disputar la NBA al fichar por Toronto Raptors. ¿Qué balance hace de sus ocho años en la franquicia canadiense?

Fueron muy positivos, con muchos amigos y buenas cosas. Estoy contento de haber pasado por allí y de haber tenido muy buenas temporadas.

Tras ser traspasado por los Raptors, jugó media temporada en Detroit Pistons y un curso entero en Dallas Mavericks, pasando de jugar en un equipo en reconstrucción a hacerlo en uno de Playoffs. ¿Notó mucho el contraste?

Detroit fue el único equipo un poco raro, porque sólo estuve dos meses. Realmente fue por temas contractuales, ya que se me acababa el contrato y eso lo tengo muy en cuenta siempre. En Dallas firmé un contrato largo, en el que luego Phil Jackson me quiso para los Knicks y se pagó. Fue genial poder jugar en un equipo grande y volver a disputar los Playoffs. Ahora hay que retomar esas cosas positivas con New York y ojalá el año que viene podamos estar en los Playoffs.

NEW YORK, NEW YORK

 

El pasado curso llegó traspasado a los legendarios Knicks de Nueva York. ¿No le parece que en la NBA se trata a los jugadores como mercancía, sin tener tan en cuenta como en Europa su voluntad real?

No, realmente no. Hay cosas positivas y negativas, situaciones y situaciones, pero es más fácil cambiar de equipo y vivir una situación que te puede ayudar. En otras ocasiones no, pero son las reglas. No lo vemos como algo negativo, sino que es así, y cuando estás acostumbrado a algo, es lo que hay.

¿Cómo es jugar y vivir en la Gran Manzana?

Mi familia y yo estamos muy contentos de cómo nos hemos adaptado a la ciudad. Creo que ha sido una experiencia muy buena y tengo ganas de volver y de estar allí otro año más.

Comparte el vestuario del Madison Square Garden con Carmelo Anthony, toda una estrella de la NBA. ¿Cómo es su relación con él?

Muy buena. Me llevo muy bien con él. Es una gran persona, un gran compañero de equipo, y la verdad es que estoy muy contento de poder compartir vestuario y jugar con él. Creo que este año será incluso mejor. Cuanto más tiempo estemos juntos, mucho mejor.

¿Cree que el listón real de los Knicks es ya el de un equipo en reconstrucción (65 derrotas la pasada temporada) o es que todo lo que podía salir mal lo hizo en detrimento de ustedes?

Sí que es verdad que hubo lesiones y sabíamos que iba a ser un año duro. Phil Jackson quería traer a sus jugadores y ya no queda casi ninguno de los anteriores. Son todos suyos y es lo que quería. En Estados Unidos se ve más normal el tema de la reconstrucción de equipo. Creo que este año se ha formado una buena plantilla, se ha fichado bien y se tenía dinero para fichar, que es lo que se quería. Más o menos, se ha hecho el equipo que íbamos buscando.

¿Usted también es crítico con la llegada de Kristaps Porzingis al equipo o es más optimista que Melo?

No, Carmelo está muy contento de que hayamos elegido a Porzingis (risas). Creo que la prensa dice lo contrario, pero él está contento. Creemos que tenemos a un jugador que puede ser un robo del Draft de aquí a un par de años, y lo dijo él además. Lo que pasa es que parece que cada uno traduce como quiere.

Las lesiones no le dejaron mostrar su mejor nivel la pasada temporada. ¿Qué espera de la próxima?

Sobre todo estar parado este verano para intentar recuperarme y estar a tope. Hubo momentos muy buenos en la temporada, pero siempre con una pequeña molestia. Ha sido raro todo en conjunto. Estoy poniéndome en forma y sano para el año que viene.

¿El futuro de José Manuel Calderón seguirá vinculado a la NBA o no descarta regresar al baloncesto europeo para terminar su carrera?

En principio, no. Me quedan dos años más de contrato y luego me gustaría seguir en Estados Unidos un tiempo, así que volver a Europa no es algo que tenga en mente ahora mismo.

14974248410_8122012880_o

Esta entrevista fue publicada en el número 25 de la revista MARCA Plus

FOTOS: FEB.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s